Interponen tianguistas de Rincón de Romos una queja ante Derechos Humanos por la forma en que han sido tratados por la autoridad, refieren que por instrucciones del alcalde Fernando Marmolejo Montoya, han sido amedrentados para no operar en las inmediaciones del templo de San José.
Los afectados encabezados por la presidenta de la Asociación Tianguis “Padre Nieves”, Margarita Cervantes Cervantes, enfatizaron que desde hace más de ocho años que se encuentran en este lugar, el tianguis cumple con todas las formalidades legales, y cubren todas las cuotas que el Ayuntamiento ha marcado para poder instalarse cada sábado.
Refieren que de manera personal, el alcalde se ha desquitado con un grupo de comerciantes, ya que los ha querido desalojar de esta calle a la que han sido asignados todo este tiempo, porque genera menor problema de tránsito.
Indicaron que hace más de un año que iniciaron los problemas con el presidente municipal, quien por intereses personales buscó fragmentar a los vendedores, e incluso encerró a la líder de los tianguistas, para que se pudiera designar a alguien más al frente; no obstante, muchos que la siguieron desconocieron a la nueva dirigencia designada por el edil.
Sin embargo, hace cerca de un mes que la situación se complicó aún más para estos vendedores, quienes han acudido a solicitar ante el Cabildo una audiencia para que se pueda mediar con la autoridad, y les permitan continuar con sus ventas, pero hasta el momento que no les han dado una fecha.
Hoy será el cuarto sábado en que no se les permite operar, argumentando que también hay molestia de los vecinos y quienes confluyen en la calle cercana al templo, sin embargo, los comerciantes aseguran que el párroco les ha permitido colocarse ahí siempre que no bloqueen la entrada; mientras que con el nosocomio cercano, incluso el personal acude a los puestos a comprar, y han acordado rehabilitar y mantener en buen estado la barda de atrás.
Con base en las agresiones que han recibido en las últimas semanas, el representante legal de los comerciantes, Gilberto Luévano Contreras, resaltó que pedirán la presencia de personal de derechos humanos el día de hoy en el tianguis, para que constaten que aun cuando las actividades que realizan son lícitas, no les permiten trabajar y se les trata como si fueran delincuentes.