Sonia del Valle
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 9-Oct .- El programa Ver Bien para Aprender Mejor, que promueve la entrega de lentes a niños de todo el país, no cuenta con fondos federales para el próximo año.
Jorge Machado, director de la fundación del mismo nombre, reconoció que, en 2017, la estrategia dependerá de las aportaciones de los Gobiernos estatales.
“Este año vamos a poner 400 mil lentes con una inversión 86 millones 400 mil pesos. La mitad de la inversión vendrá de las aportaciones de los Gobiernos estatales”, señaló.
Sin embargo, alrededor de un millón 600 mil niños necesitan lentes en el país, lo que implica una inversión anual de 345 millones de pesos.
“La Organización Mundial de la Salud recomienda que se realice el examen de la vista cada año, lo que implicaría que se pudieran poner en México 1.6 millones de lentes al año con una inversión de 345 millones, pero no hay el recurso”, señaló, Machado.
Con esa inversión, dijo, se podría resolver el problema de la falta de lentes para los niños y las niñas cada año en México.
Durante el actual sexenio, 69 por ciento de la matrícula de primaria, estimada en 13 millones de infantes, ha pasado por su primer examen de la vista gracias a los trabajos de esta iniciativa público-privada.
Los primeros dos ciclos escolares de este sexenio se le dio un fuerte impulso al programa de la fundación -que nació hace 18 años- mediante una inyección federal de recursos de 66 millones de pesos en los primeros dos ciclos escolares: 2013-2014 y 2014-2015.
“Antes del 2013, hubo una inversión de 66 millones de pesos federales que se fueron directamente a los polígonos y municipios prioritarios, todas las capitales y ciudades importantes de los estados, y hubo un acuerdo con los estados para que ellos pusieran los recursos para el 2015-2016 y 2016-2017.
“La Federación le dio un gran empujón al cumplimiento de la meta y decirles a los Gobernadores que los apoyaban para que ellos continuaran con la inversión y atender a 4 millones de niños, haciendo 1.2 millones de consultas optométricas y entregando 400 mil lentes al año, que no habíamos hecho antes de este sexenio”, explicó Machado.
La fundación Ver Bien para Aprender Mejor, dijo, entrega a las escuelas una cartilla optométrica para que los maestros realicen una prueba de dos minutos a los alumnos.
Cada año, explicó Machado, los maestros canalizan a un millón 200 mil estudiantes, de los cuales 400 mil terminarán usando lentes, cerca del 30 por ciento.