Se puede ser “fortachón” sin necesidad de gimnasio

El presidente del Colegio de Cirujanos Plásticos, Roberto Ramírez Macías, señaló que existe posibilidad de lucir con musculatura mediante intervenciones quirúrgicas, como una estrategia que sólo a ciertas personas puede dar resultados positivos, y también aplicarse para pacientes con ciertas enfermedades motrices.

El especialista enfatizó que este tipo de intervenciones no sustituyen los efectos físicos que generaría el ejercicio, y deben efectuarse con procedimientos adecuados para que se obtenga una apariencia aceptable, y no terminen por convertirse en personas con un aspecto deforme.

Señaló que las intervenciones más comunes en hombres son implantes de pantorrillas, glúteos y pectorales, tríceps, y bíceps, los cuales deben incorporarse de manera correcta dentro de los músculos para que se tenga un aspecto natural.

Enfatizó que estas intervenciones no sólo son por vanidad ya que se llega realizar con personas que han sufrido un accidente o enfermedad, e incluso se han implementado en pacientes con polio, quienes al no lograr un desarrollo total de sus piernas pueden solicitar implantes.

Ramírez Macías destacó que este tipo de intervenciones corresponden a personas que por sus características físicas, no lograron tener un desarrollo mediante actividad física de ciertos músculos, pero esto no implica que una persona pueda transformar por completo su complexión, al grado de convertirse en un súper hombre.

Subrayó que las personas deben tener conciencia de que la cirugía estética no es una intervención con resultados idénticos para todas las personas, ya que cada individuo debe reconocerse en su realidad para no tener falsas expectativas de una cirugía plástica.