En el altar del Templo de San Diego, unieron sus destinos ante Dios, Janette Rocha Arellano y Alfredo López Flores en una ceremonia en la que fueron acompañados por sus papás y padrinos, así como una gran cantidad de familiares y amigos.
En reclinatorios especiales estuvieron por un lado de los novios, los papás de la novia, señor Álvaro Rocha y su esposa la señora María Guadalupe Arellano y por el otro lado, los papás del novio, señora Lourdes Flores y señor Alfredo López.
Como padrinos de velación estuvieron el señor Adrián Rocha y señora Mary Romo, quienes en su momento colocaron el lazo, símbolo de la unión religiosa entre Janette y Alfredo.
Emotivas palabras pronunció el sacerdote celebrante, cuando el novio depositó las arras en manos de la novia, así como se entregaron mutuamente el anillo que los identifica como esposos ante la Ley de Dios.
Se habló sobre todo de la responsabilidad del marido con la mujer sobre proveer el gasto de la familia, mientras que la mujer se compromete ante Dios para hacer buen uso del sustento que su marido aporte.
Asimismo, el sacerdote les recomendó a los nuevos esposos que nunca se olviden de Dios para que les bendiga su amor y su nuevo hogar.