En el histórico Museo de la Insurgencia, de Pabellón de Hidalgo, se dio cita ayer, un nutrido grupo de allegados de quien fuera el primer secretario de la reforma agraria, ex dirigente campesino, legislador y diplomático, Augusto Gómez Villanueva, quien presentó su libro “El Campo que yo Conocí”, un tomo de 800 páginas que recupera una buena parte de la historia agraria de México, a partir de 1967 hasta 1975, años cruciales para el reordenamiento de la tierra en el país.

La presentación estuvo a cargo de personajes emanados del grupo de Gómez Villanueva, como Miguel Romo Medina, Javier Aguilera García, David Nájera Moreno, líder de la CNC y el propio Pilar Moreno, titular de la Sedrae. Estuvieron además, Héctor Hugo Olivares Ventura y el gobernador Carlos Lozano de la Torre.

En la intervención de cada uno de ellos, el actual senador Miguel Romo Medina, quien se reconoció emanado de ese grupo político, homenajeó la gran trayectoria de Gómez Villanueva en la historia del agrarismo en México. Hizo referencia a varios pasajes del extenso libro, que reúne las memorias de quien fue el primer secretario de la Reforma Agraria, cuando pasó del Departamento de Asuntos Agrarios y Colonización a lo que se conoció después como la Secretaría de la Reforma Agraria con el presidente Luis Echeverría Álvarez.

Exaltó la trayectoria del político aguascalentense cuando fue titular de la CNC, diputado federal, senador de la República y precandidato presidencial, así como embajador en Italia y Nicaragua.

En su turno, Héctor Hugo Olivares Ventura inició su intervención diciendo que el evento congregaba a muchos amigos; destacó la presencia del gobernador Carlos Lozano de la Torre, de quien dijo que su primer puesto en el gobierno había sido justo en el desaparecido Departamento de Asuntos Agrarios y Colonización (DAAC) cuando Gómez Villanueva la encabezaba a nivel nacional, “entonces estamos en una reunión de amigos”.

Atrajo muchos pasajes de la historia y de la trayectoria del autor del libro y recordó el origen de uno de los grupos de aguascalentenses que hicieron historia en el país con el tema agrario.

“Es importante recordar lo que México ha vivido. La memoria nos da una alerta, porque hay quienes quieren manipular la historia para quitarnos nuestro futuro; y porque luego se aplica la política del azadón, que sólo es de allá para acá y nunca al revés”, refiriéndose a las políticas públicas que generan inequidad en el campo.

Respecto a la intervención de Javier Aguilera, éste reconoció el trabajo y la trayectoria de Augusto Gómez Villanueva, por estar permanentemente al frente de la batalla. Dijo que su libro no es propiamente una autobiografía, aunque en muchos de los pasajes más importantes y trascendentes para la vida del país en el tema agrario, Gómez Villanueva pasó de testigo a ser actor de hechos relevantes en la historia moderna del país.

Indicó que en el libro consigna “valientemente”, temas como las razones por las cuales Gómez Villanueva no fue gobernador de Aguascalientes, su distanciamiento con López Portillo, su destierro como embajador, incluso, el tema tan álgido que fue el caso de Bahía de Banderas y el ‘affaire’ de los 500 millones de pesos que envolvió ese pasaje y que lo pone en claro.

Antes de terminar el evento, que se prolongó por dos horas, abrieron un espacio para la despedida del gobernador, quien en el uso de la voz, se sumó al reconocimiento a la trayectoria de Gómez Villanueva y confirmó que, en efecto, su primer empleo había sido al amparo del político en cuestión. Luego explicó que se retiraba porque salía a Ciudad Juárez a apoyar al Necaxa, arrancando los aplausos de los asistentes.

Finalmente, el autor del libro, agradeció las múltiples muestras de cariño y de respeto, al tiempo en que narró algunos de los pasajes que consigna en el libro que consta de 800 hojas y que narra, con detalle, situaciones no sólo del campo mexicano, sino también de hechos relevantes en la historia moderna de nuestro país.