Luis Armando Tostado Pérez, presidente del Colegio de Arquitectos, comentó que las personas han comenzado a mostrar interés por adquirir viviendas sustentables, donde una de las tecnologías más aceptadas son los calentadores solares, pues la población ha comenzado a darse cuenta del ahorro que implica en consumo de gas, sin embargo, en otros rubros aún hay rezagos.

Comentó que las personas que van a adquirir una vivienda siguen solicitando que ésta esté hecha de cimientos de piedra y tabique, cuando hay nuevos materiales que permiten hacer las casas de manera más económica, rápida, e incluso son más amigables con el medio ambiente.

Tostado Pérez mencionó que incluso académicamente se ha experimentado con materiales innovadores, experimentos que no se han podido reproducir a nivel comercial; sin embargo, añadió que el Infonavit y Fovissste establecieron como requisito la incorporación de ecotecnologías en la construcción de sus viviendas, tales como los calentadores solares y retretes ahorradores de agua, pero no se incluyeron temas como los materiales o el reciclaje de los recursos hídricos.

Apuntó que los profesionales de la arquitectura tienen la responsabilidad de promover este cambio cultural entre los ciudadanos, para que tenga una mayor aceptación la adopción de diseños y materiales que minimicen el impacto de la industria inmobiliaria sobre el medio ambiente, para lo cual deben aportar su conocimiento y su talento, que sí lo hay al interior del gremio.

Finalmente, el presidente del Colegio de Arquitectos aseguró que la sustentabilidad tampoco ha permeado en la planeación urbana, por ejemplo, en temporada de lluvias, el agua escurre por las calles y termina yéndose al drenaje para mezclarse con las aguas negras, cuando se debería procurar filtrarla a los mantos acuíferos o destinarla a otras actividades productivas.