El temor a la muerte sigue siendo la principal causa por la que las personas se rehúsan a hacer su testamento, afirmó Luis Perales de León, presidente del Colegio de Notarios Públicos de Aguascalientes.

Consideró que las personas que tienen propiedades, bienes o valores de cualquier especie, deben brindar certidumbre a sus deudos, luego de que ya no estén, porque es la única forma en la que se pueden trasmitir bienes apegados a la legalidad y con la mayor certidumbre jurídica, sin embargo, existen todavía prejuicios que impiden que las personas se ocupen de este instrumento.

Estimó que apenas 20 por ciento de las personas acuden al notario a elaborar su testamento, el resto, a pesar de ser susceptibles a heredar, no lo hace, y el principal motivo es porque tienen miedo a morir.

Explicó que la falta de cultura para heredar bienes y no problemas, es muy evidente, dado que la mayoría de las personas relacionan el testamento con la muerte, sin embargo, un testamento debería estar conceptualizado más hacia temas como certeza, seguridad jurídica y unidad familiar, antes que a la muerte.

Dijo que cuando las personas escuchan hablar de testamentos, creen que sólo son para personas de la tercera edad, sin embargo, no importa la edad, ni la condición social, basta con que tengan un bien para que reflexionen cuál será su voluntad una vez que ya no estén aquí.

“Se cree que las personas que deciden hacer su testamento es que ya están preparadas para morir y eso tampoco es cierto, ya que la muerte sorprende sin distingo de ninguna especie, en todo caso, las personas que deciden acudir al notario para elaborar su testamento es que han entendido que es mejor dejar las cosas aclaradas en vida para evitar mayores problemas a los que les sobreviven”.

Por otro lado, indicó que actualmente un testamento, de acuerdo al arancel aprobado por la autoridad para los notarios es de 3 mil pesos. “Es una cantidad accesible para quienes poseen bienes que busquen heredarlos sin problemas”.

Recordó que el mes de septiembre, en todo el país se celebra el mes del testamento, esto es que, el gobierno realiza una amplia campaña para que las personas acudan a las notarías para hacer protocolizar su voluntad respecto de sus bienes.

Destacó que en este mes es cuando los notarios bajan el costo del testamento a 1,500 pesos. Es un descuento del 50% que busca incentivar a que las personas acudan a la notaría de su confianza y predilección para redactar ese documento.

“Las personas tienen que manifestar al notario con mucha claridad, de forma voluntaria, sin ningún tipo de presión o condicionamiento, a quién o quiénes desea heredar sus bienes, y es todo lo que las personas tienen que hacer, del resto se ocupan los notarios públicos” dijo Perales de León.