El gerente estatal de la Comisión Nacional del Agua, Salvador Gaytán Rangel, advirtió que las altas temperaturas con máximas de hasta 36 grados centígrados en algunas regiones del estado habrán de mantenerse en los siguientes días, y podrían elevarse si se retrasa el ciclo de lluvias.
Explicó que las condiciones meteorológicas son imprevisibles a mediano plazo por la presencia del Fenómeno del Niño, lo que impide generar una estimación de la llegada de las lluvias, como factor primordial para disminuir los efectos de las altas temperaturas.
Señaló que el inicio formal de la temporada de ciclones en el Océano Pacífico está programado a partir del 1 de junio, pero esto no implica que los fenómenos meteorológicos se presenten de inmediato.
Manifestó que la variabilidad de los pronósticos sólo genera confiabilidad en los escenarios de corto plazo a ocho días, por lo que sólo hay certeza de que las temperaturas se ubicarán en una media de 35 grados centígrados, sin probabilidad de precipitaciones en la siguiente semana.
Indicó que el acumulado anual de precipitaciones registrado hasta la fecha, apenas alcanza el 6% de los 520 milímetros lineales que representan la media histórica para el estado de Aguascalientes, que aún se considera dentro de lo normal para el ciclo de lluvias.
Sin embargo, reconoció que bajo este panorama, la Comisión Nacional del Agua trabaja en un proyecto preventivo en caso de que las lluvias se retrasaran, para priorizar la utilización del agua de las presas con énfasis en los ganados, y la actividad agrícola bajo esquemas de buen uso del agua.
Enfatizó que hasta el momento no se tienen elementos para establecer estrategias extraordinarias, y sólo se activarán mecanismos especiales de manejo y dotación del agua bajo medidas especiales, si hubiese un comportamiento anómalo de los ciclones programados, de los cuales depende que la entidad cuente con un buen nivel de precipitaciones durante este año.