Ayer, el Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes (CCEA) tomó el acuerdo junto con la Coparmex y la Canacintra, de entregar en pago del adeudo con el Gobierno del Estado, el edificio que estaba en construcción y que sería la sede de los tres organismos empresariales.

La edificación tuvo que ser cancelada tras un manejo fraudulento por parte de quienes administraban los recursos, en un proyecto denominado México Emprende.

Pedro de la Serna López, dirigente del CCEA, informó que fue liquidado el adeudo del impuesto predial que tenía dicho edificio, por lo que a partir de la próxima semana, deberán hacer los trámites de firmas y actas así como la entrega física a Gobierno del Estado, para liquidar un saldo de 23 millones de pesos, producto de un financiamiento que recibieron los empresarios de parte del propio gobierno con el fin de erigir el edificio que sería la sede de este conglomerado de cámaras empresariales.

“El Consejo Coordinador, junto con los otros dos organismos, hicieron el pago del impuesto predial para poder hacer el proceso de dación de pago al Gobierno del Estado, y terminar con la deuda que se venía arrastrando”, apuntó el líder empresarial.

La deuda que se tiene es de 23 millones de pesos, existen diferentes avalúos vistos por todas las partes en donde marcan que el valor del terreno y la estructura es de 20 millones de pesos, afirmó De la Serna López quien añadió que “el Gobierno del Estado está en posibilidades de hacernos una quita de intereses para poder empatar el valor del terreno y el edificio, y saldar la deuda, proceso de liquidación que iniciará la próxima semana”.

Sin entrar en detalles, el dirigente empresarial informó que los tres organismos, Consejo Coordinador Empresarial, Cámara Nacional de la Industria de la Transformación y la Confederación Patronal de la República Mexicana, recibieron un financiamiento para llevar a cabo el proyecto de edificación de un moderno y funcional edificio en donde estarían las sedes de los organismos, pero, además, contaría con salones ejecutivos para capacitación, entre otras cosas, sin embargo, sólo se levantó una parte de la construcción porque “se acabaron el dinero” quienes tenían a su cargo la administración de estos recursos.

Indicó que las denuncias correspondientes contra quienes resulten responsables fueron interpuestas ante la autoridad competente, pero mientras actúan y logran esclarecer el fraude y reparar el daño, los organismos empresariales metidos en el proyecto, llegaron a un acuerdo con el Gobierno Estatal para que les recibieran en pago la propiedad referida que se encuentra ubicada frente a Capital City, cerca de lo que será el Centro de Convenciones de la Isla San Marcos.

Indicó que confían en la justicia del estado, en que la Fiscalía General esclarezca los hechos, aunque saben que algunos de los acusados, “ya no están, ya murieron”, pero el proceso judicial no puede detenerse ni tampoco las cámaras empresariales se pueden quedar de brazos cruzados.

En ese sentido, informó que el Consejo Coordinador desempolvó un viejo proyecto para la edificación de su sede, en un predio que tienen en propiedad ubicado sobre la Avenida López Mateos y que en unos meses más harán el anuncio formal de la construcción de lo que serán sus propias instalaciones.