Recibieron el séptimo de los sacramentos, Lizette Cisneros Rivera y César Yigal Rojas Salas con el que pusieron fin a su noviazgo.
Al templo de Nuestra señora del Rosario (La Merced) acudió la pareja acompañada de sus respectivos padres, para pedir a Dios bendijera su enlace, para lo cual ante el presbítero que presidió la celebración eucarística y sus padrinos de velación, Eleonora Orozco y Luis Cisneros, aceptaron unir sus vidas en total libertad y sin que nada ni nadie los obligue, más que la necesidad de conjuntar su cariño y compartir sus vidas hasta que la muerte los separe.
El momento más emotivo de la ceremonia fue el ritual del matrimonio donde los contrayentes se prometieron respeto, fidelidad, aceptación y amor para toda su vida y a Dios hicieron el juramento de que solamente Él, como Creador, los ha de separar.
Fue así que convencidos de iniciar una vida matrimonial, Lizette y César Yigal, ante los presentes y a Dios como principal testigo, fueron declarados marido y mujer.
Para celebrar su enlace se ofreció un brindis teniendo como punto de reunión un salón particular, donde la pareja compartió un romántico vals como su primer baile como esposos, dando comienzo de esta manera a una velada mágica para los recién casados, rodeados de sus seres más allegados.