Lejos de impulsar el avance del municipio de Rincón de Romos, el alcalde Fernando Marmolejo Montoya ha abonado al rezago de más de 20 años que lamentablemente registra dicha demarcación, apuntó el regidor perredista, Rubén Acosta Gutiérrez; puntualizó que además de la deuda por el uso del relleno sanitario, hay adeudos a Conagua, y los pasivos son muy altos, además de que no se puede presumir ninguna obra pública por parte del directo municipal.
“El alcalde se escuda en la obra pública, pero lo que hay son recursos que han sido gestionados por legisladores, tanto senadores como diputados federales, pero específicamente de obra pública municipal estamos en ceros; se descuidaron las funciones que obligatoriamente tiene el municipio con el pueblo en materia de seguridad, de asistencia social, de obra pública. Los poquitos recursos que había en esos rubros los enfocó en su obra magna, la construcción de un lienzo charro, que es un elefante blanco, y daría beneficio a contadas personas que les gusta el arte de la charrería”.
Ante los señalamientos que el propio presidente municipal ha hecho, a través de diversos medios, de que ya dejará el cargo, el edil indicó que ante el Cabildo no lo ha hecho de manera oficial, petición que adelantó, le sería negada, pues consideran que debe de cumplir y no dejar la administración aventada.
“Desde nuestro punto de vista creemos que han sido exabruptos del alcalde cuando ve la situación difícil”, destacó.
Acosta Gutiérrez indicó que el alcalde carece de conocimiento de cómo llevar a cabo la función pública, por lo cual muchas de las acciones que se debieran encaminar, en mejora de la calidad de vida de los rinconenses, se han dejado de lado.
Agregó que para la asignación del 90% de los funcionarios públicos, privilegió los compromisos políticos, dejando al margen los perfiles adecuados para la encomienda de las direcciones y los departamentos, que son trascendentales para un buen funcionamiento.
“Escasamente habrá dos direcciones que no han tenido relevo, hay repercusiones de ello; además hay rezagos en pago de relleno sanitario, de derechos de agua, muchos pasivos; no se han privilegiado las necesidades básicas de una función pública, teniendo una administración adecuada, cuando los que están al frente no tienen la capacidad adecuada para hacerlo de forma correcta”, puntualizó.
Dijo que por desgracia el rezago se viene arrastrando por dos décadas, ya que durante este periodo Rincón de Romos ha tenido presidentes municipales carentes de la sensibilidad social, y del conocimiento de las necesidades de la gente; lo cual ha sucedido por varios trienios, y éste no es la excepción.