Se incrementa el número de personas en pobreza

Ha incrementado el número de pobres en la entidad, aunque se vea mucho progreso, este no ha llegado a todos, de acuerdo a las peticiones de apoyo que se reciben en Cáritas, señaló el responsable de la pastoral social, Carlos Alberto García Zavala; precisó que en comparación con el año pasado, son cerca de 3,000 personas más las que se acercan al mes a solicitar toda clase de ayuda.
“La realidad se palpa en lo que nosotros vemos aquí todos los días, uno puede decir que no hay hambre, porque eso dicen las estadísticas, pero otra cosa es la realidad; cuando la gente viene a solicitar apoyos y no hay dinero que alcance. Vienen a pedir porque no tienen para pagar el agua, no tienen para pagar la luz, el gas; son diferentes las necesidades que tiene la gente, hay quienes no tienen para medicamento, no tienen ropa, se les quemó la casa, y nosotros vemos las necesidades que estamos teniendo, se percibe la pobreza que va creciendo de manera especial en nuestro estado. Sí se ve mucho progreso, y eso es loable, pero también por otro lado vemos que hay muchas necesidades de parte de la gente”, enfatizó.
Si bien dijo que caería en un mal planteamiento, debido a que Cáritas Diocesana no maneja estadísticas, dijo que la percepción en la cantidad de personas que están “llegue y llegue” todos los días por diferentes circunstancias, es real; dijo que son más de 300 personas por día las que se atienden, entre solicitud de ropa, medicamentos, casos de emergencia, despensas, y entre más la gente sabe que existe Cáritas, más llegan.
“Al mes ha aumentado cerca de 3,000 personas que vienen, a comparación del año pasado, son casos de diferente índole, desde agua, luz, comida, despensa, ropa, operaciones, gastos funerarios, cuestiones de ojos. La principal petición es la despensa, es gente adulta la que viene a pedirnos para tener algo que comer”, subrayó.
El presbítero señaló que cuentan también con un apoyo especial para la gente que se queda sin trabajo; durante seis meses se les da una despensa para que se apoyen, con la condición de que en ese tiempo consigan un trabajo. Sin embargo lo que más ha aumentado es la cantidad de personas adultas, pobres, que vienen a solicitar una despensa.
“Yo creo que por donde estamos ubicados, la gente que nos llega es más del Centro, sin embargo los casos que nos llegan de apoyos más grandes vienen de la periferia de nuestra ciudad, incluso hay gente que viene de El Sitio, Ojuelos, La Chona, Teocaltiche, Calvillo, La Labor, de toda la zona porque es nuestra diócesis”, indicó.