En lo que va del año, Aguascalientes no ha tenido un registro sobresaliente en el arribo de “dreamers” y apenas suman cinco personas migrantes provenientes de la Unión Americana que se incorporaron a la educación superior local, cuya cifra es inferior a los datos de ejercicios anteriores que acumulaban hasta 20 casos anuales, informó el titular del IEA, Raúl Silva Perezchica.

“Un ciudadano sirio que recientemente llegó a tierra aguascalentense, huyendo de la guerra en su país, se ha incorporado a una universidad estatal”, señaló.

En el caso de la educación básica, dijo que alrededor de setenta personas provenientes de otros países se han incorporado a la primaria y a la secundaria en todo el estado, donde en varios casos sólo cursan aquí algunos meses y se regresan a su país de origen, gracias a que cuentan con la doble nacionalidad, tanto la mexicana como la norteamericana u otra.

“Estos casos no se consideran como de inmigración, sino un movimiento poblacional normal que se registra en el estado de Aguascalientes”, acotó.

La diversidad de idiomas ha representado un reto dentro de las aulas escolares, donde los estudiantes extranjeros rápidamente aprenden el español dada la necesidad imperante de comunicarse, con el apoyo de sus compañeros y docentes.

En entrevista con El Heraldo, el funcionario señaló que los ciudadanos extranjeros que se incorporan al sistema educativo estatal, presentan rendimientos académicos similares a la población mexicana, aunque la gente local piensa tradicionalmente que deberían reportar mayores índices de conocimientos.

Sin embargo, dijo que se ha observado que los ciudadanos extranjeros traen altas habilidades culturales y en ocasiones no tantos conocimientos académicos o viceversa, pero se ha encontrado también que no traen cultura de aseo personal o público, aunque sí respetan las normas de urbanidad y peatonales, gracias a los aprendizajes recibidos en sus familias y en la escuela.

Además, el Departamento de Incorporación y Revalidación del Instituto de Educación cuenta con especialistas para evaluar a las personas que llegan para integrarse a las escuelas locales, y proceder a las revalidaciones competentes de acuerdo a la normatividad vigente.

Indicó que se han atendido ciudadanos alemanes interesados en incorporarse al sistema educativo estatal, y en un plazo de una semana o cinco días hábiles logran concluir sus trámites, por lo que de inmediato los niños se integran a los planteles educativos.

Para los ciudadanos, sean niños, adolescentes o jóvenes extranjeros, se les conceden apoyos o facilidades si traen problemas económicos, a fin de que se incorporen a la escuela en territorio de Aguascalientes.

“De hecho, también se les otorgan los apoyos como los útiles escolares y uniformes”, apuntó.

Finalmente, Silva Perezchica indicó que en el sistema educativo aquicalidense se encuentran estudiantes de nacionalidades japonesa, alemana, española, israelí, china y coreana, es decir, se tienen aquí las naciones unidas, porque el tema de la educación es un tema de derecho humano fundamental y universal.