CIUDAD DE MÉXICO.- Pumas consiguió ayer su segundo triunfo en la Concachampions encaminado por un gol de estampa de Eduardo Herrera.

El “Grande” se lució en la segunda parte con una anotación de chilena, la cual ayudó para vencer 2-0 a Honduras Progreso y mantener la cima del Grupo A, ahora con seis puntos.

De hecho, al cuadro catracho le salió barata la visita a Ciudad Universitaria, donde un cuadro alterno auriazul sin contundencia, su rival más fuerte por encima del centroamericano.

El control fue total para los de casa (en su mayoría canteranos y suplentes), eso les dio posibilidades de gol, por ejemplo un poste de Fidel Martínez al cobrar un tiro libre durante el primer tiempo.

El mismo delantero tuvo el 1-0 al arranque del complemento, pero su remate de frente al arco contrario fue sin fuerza y terminó en manos del portero Woodrow West.

Otra chance para irse al frente fue un disparo de larga distancia de Jorge Escamilla, pero una vez más se interpuso el marco.

Finalmente, Herrera puso calma al encuentro al recibir un pase elevado en el área, acomodarse y rematar de chilena para júbilo de los presentes.

El gol le dio la tranquilidad necesaria a los felinos, quienes mantuvieron el control del encuentro para así evitar cualquier sobresalto y lo mataron con el segundo tanto, obra de Saúl Berjón en el agregado.

Pumas regresará a la actividad en la Concachampions el 15 de septiembre cuando pague la visita al Honduras Progreso, partido en el que pude asegurar el pase a los Cuartos.

De momento ya puede poner su completa atención en Monterrey, rival de la Liga MX que le plantará cara el siguiente domingo en Ciudad Universitaria. (Ulises Gutiérrez/Agencia Reforma)