José de Jesús López de Lara

Los tres ex policías estatales que actualmente se encuentran recluidos en el Cereso para Varones “Aguascalientes”, están relacionados en otro secuestro más que cometieron el mismo día 13 de septiembre del 2016.
Investigaciones realizadas por agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME, permitieron identificar a otra víctima de secuestro por parte de los tres ex policías estatales del Grupo de Inteligencia.
Se trata de José Aarón, alias “El Pabe”, de 36 años; Víctor Emmanuel, de 30 años y Jorge, de 29 años, quienes actualmente se encuentran recluidos en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
El Juez de Control y Juicio Oral Penal, otorgó el auto de vinculación a proceso a los  tres ex policías estatales, a quienes se les investiga por el secuestro de dos personas ocurridos en el mes de septiembre del 2016, en la colonia Las Flores.
Fue precisamente el día 13 de septiembre del 2016, cuando agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME, capturaron a los tres ex policías estatales cuando pretendían cobrar una importante cantidad de dinero en efectivo, por la liberación de una persona del sexo masculino a la que tenían privada de su libertad.
Fue la esposa de la víctima quien decidió denunciar el secuestro de su pareja, por lo que se implementó un discreto operativo en la colonia Las Flores, donde finalmente fueron arrestados los sospechosos que se identificaron como agentes del Grupo de Inteligencia de la Policía Estatal.
Los tres ex policías estatales fueron consignados y enviados al Cereso para Varones “Aguascalientes”, donde fueron vinculados a proceso por el delito de secuestro.
Sin embargo, durante las investigaciones realizadas por los agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME, se logró establecer que los sospechosos habían participado en el secuestro de otras dos personas más y a quienes tenían amenazadas de muerte.
Los policías ministeriales establecieron que ese mismo día 13 de septiembre, siendo aproximadamente las 11:00 de la mañana, una mujer acompañó a su esposo a la casa de uno de sus amigos, la cual se ubica en la colonia Las Flores.
Cuando estacionaron la camioneta frente al domicilio, el esposo de la mujer se dirigió a la vivienda.
La mujer observó que al momento en que abrían la puerta, una persona del sexo masculino que portaba una pistola tipo escuadra, tomó de la camisa a su esposo y lo jaló violentamente al interior de la casa. Después, comenzó a escuchar que su esposo era golpeado.
En ese momento la mujer trató de descender de la camioneta para tratar de ayudar a su marido, pero repentinamente de un coche Dodge Attitude, color dorado y placas de circulación de Aguascalientes, la amagó con una pistola y le dijo que no se bajara, ya que de lo contrario su esposo no saldría con vida de la casa.
Minutos después, la mujer observó que su esposo y el amigo de éste eran sacados de la casa esposados, siendo obligados a subir en el coche Dodge Attitud, arrancando el conductor a toda velocidad sin saber su paradero.
Posteriormente, la mujer comenzó a recibir llamadas telefónicas donde le exigían fuertes cantidades de dinero a cambio de la libertad de su esposo.
Durante varias horas, los policías estatales estuvieron paseando a sus dos víctimas por diferentes puntos de la ciudad y los acusaban de dedicarse a la venta de drogas.