En lo que va del año, alrededor de 1400 personas de Aguascalientes han sido reportadas como extraviadas por parte de sus familiares o amigos, donde en un alto porcentaje se ha comprobado una verdadera problemática de comunicación, violencia intrafamiliar, alcoholismo y drogadicción, causales para que la gente decida desaparecer sin avisar.
La zona del oriente es la que registra el mayor número de extraviados, y gracias al operativo de Alerta Ámber que se desarrolla junto con la Fiscalía del Estado, ha exigido una actividad fuerte para responder a las exigencias de la población de encontrar a sus familiares, informó Héctor Ricardo Mascorro López, director de la coordinación del servicio de LOCATEL de la Secretaría General de Gobierno.
El funcionario indicó que el programa de Alerta Ámber abarca desde los recién nacidos hasta antes de cumplir los 18 años de edad, y en lo que va de este año suman 40 casos de extraviados, gracias a los esquemas de apoyo que se han instrumentado y que han ayudado a contrarrestar las desapariciones que en el 2012 sumaban 160 casos.
Indicó que de los 1,400 casos de separaciones en el 2016, el 25% se relaciona con recién nacidos hasta niños de 12 años, el 75% restante se abarca a la población de los 13 a los 35 años de edad.
El factor número uno de los reportes de extravío es la falta de comunicación entre los integrantes de las familias, es decir, el esposo, la esposa, el hijo, la hija o quien tiene la custodia, no menciona el lugar a donde irá o estará, tampoco se contestan los dispositivos móviles, lo cual genera alarma a los padres de familia, los hermanos y los amigos, y eso dispara la creencia de que algo les ha sucedido.
En ese momento, los familiares toman el teléfono y marcan 910 2020 para presentar el reporte al Servicio de Locatel de que una persona desapareció de su casa o de otro lugar, sin embargo, en muchas ocasiones media hora, dos horas, o 12 horas después, aparecen.
El director de la coordinación del servicio de Locatel de la Secretaría General de Gobierno del Estado de Aguascalientes, indicó que desde el instante en que alguien se percata que una persona ha desaparecido, es el momento de reportarlo a las autoridades.
A lo largo del año, el Servicio de Locatel ha abordado cada uno de los 1,400 casos reportados a través de las vías telefónica y presencial mediante los operativos de campo que realiza esta instancia.
Agregó que se han resuelto los casos que el servicio de Locatel ha podido hacer de modo inmediato y en el lugar de los hechos. Otros extravíos han sido canalizados a las autoridades competentes como el Ministerio Público, para proceder a mayores investigaciones.
Héctor Ricardo Mascorro López indicó que se ha mantenido una estrecha coordinación con las 27 dependencias que diariamente aportan sus bases de datos de dónde puede estar el familiar que busca el ciudadano.
Finalmente, detalló que la violencia intrafamiliar, el alcoholismo y la drogadicción que afectan fuerte el tejido social, han estado trabajándose interinstitucionalmente mediante la Casa del Adolescente, el DIF Estatal, la Secretaria de Desarrollo Social, Protección Civil, la Procuraduría de Justicia, la Fiscalía, para dar soluciones que no se limiten a reintegrar a las personas al seno familiar.