Un albañil que trabaja en las obras de ampliación del paso a desnivel ubicado en la avenida López Mateos Poniente, resultó herido al sufrir una aparatosa caída de una altura de 4 metros aproximadamente.
Quien sufrió fractura de cadera y golpes en diferentes partes del cuerpo, fue un albañil identificado como Rubén, de 47 años, quien tiene su domicilio en el poblado de Los Negritos.
A bordo de una ambulancia del ISSEA fue trasladado a recibir atención médica al HGZ No. 1 del IMSS, donde quedó internado.
El accidente laboral se registró el miércoles aproximadamente a las 09:00 de la mañana, en la obra de ampliación del paso a desnivel que se está construyendo en la avenida López Mateos Poniente y cruce con avenida F. Elizondo.
Se logró establecer que al momento de los hechos, el albañil se encontraba trabajando en la pared del lado sur del paso a desnivel.
Al momento en que estaba doblando una varilla, se quebró repentinamente y eso provocó que perdiera el equilibrio. Debido a que no llevaba equipo de seguridad, se precipitó desde una altura de 4 metros aproximadamente.
Sus compañeros de trabajo se percataron del accidente y de inmediato fueron a ayudarlo y solicitaron la presencia de los servicios de emergencia.
Poco después llegó un paramédico de Bomberos Municipales del Grupo “Centinela”, así como policías preventivos y policías viales.
Más tarde llegó una ambulancia del ISSEA, a bordo de la cual el albañil fue trasladado a recibir atención médica.