Ulises Gutiérrez / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Cruz Azul cortó su racha ganadora (tres juegos incluida la Copa) tras empatar sin goles ante Tigres y dejar ir así la oportunidad de acercarse a la zona de clasificación.

La Máquina regresó a su antiguo mal, el no concretar sus jugadas ofensivas, si no otra historia habría cantado en el Estadio Azul.

El reto de enfrentarse a Tigres tampoco fue sencillo. Si bien el campeón no tiene la fuerza del semestre pasado, sabe preocupar a cualquier rival que se le pone enfrente.

Los cementeros tuvieron en Richard Ruiz y Christian Giménez a sus novedades en el 11 inicial, esto por las bajas por lesión de Ángel Mena y Joao Rojas.

Ni siquiera se puede decir que las ausencias pesaron mucho en el accionar celeste, pues las llegadas al arco contrario se dieron, pero no el último toque.

Martín Cauteruccio, que venía de marcar un hat trick a media semana por la Copa, en esta ocasión no salió con la misma puntería, dado que falló varias oportunidades a lo largo del encuentro.

Incluso, para el segundo tiempo “redondeó” su mala tarde con una lesión, por lo que tuvo que dejar el campo al 65′; su lugar lo ocupó Jorge Benítez, también con poco aporte ofensivo.

Del lado regio una de las opciones más claras se dio al 38′ y fue un remate bombeado de Jurgen Damm que no bajó lo suficiente para meterse al arco de Jesús Corona.

Con el marcador sin goles, los técnicos, del lado de Tigres dirigió Miguel Mejía Barón ante la suspensión de Ricardo Ferretti, comenzaron con las modificaciones para refrescar a sus equipos.

Sin embargo, los cambios trajeron poco a un encuentro que conforme se acercaba a los minutos finales auguraba cada vez más un empate.

La jugada que más ovacionó la afición celeste fue un balón que le robó el “Chaco” a André-Pierre Gignac, previa corrida del “10” celeste, y así evitar que el galo disparara a la portería.

La acción, al darse en los momentos finales, dejó a los asistentes extasiados y quizá sin ver claramente que a Cruz Azul se le acaba la Liga y no se ve claro si se meterá ahora sí a la Liguilla.