José de Jesús López de Lara

Una sangrienta balacera entre sicarios del CJNG e integrantes del Cártel de Sinaloa y “La Oficina” de Aguascalientes, fue la que se registró la tarde del domingo en el municipio de Encarnación de Díaz, Jalisco.
El saldo rojo de este enfrentamiento fue de dos sicarios abatidos a balazos y otros dos gravemente heridos, los cuales fueron trasladados a recibir atención médica en la ciudad de Aguascalientes, donde ingresaron en estado agónico.
Extraoficialmente, se informó también que el grupo armado del CJNG “levantó” entre 4 y 6 personas más, que se llevaron en varias camionetas con rumbo desconocido.
Tras este enfrentamiento a balazos, la Policía Estatal reforzó la vigilancia en todas las carreteras que tienen acceso a Aguascalientes.
Los sangrientos hechos se registraron el domingo aproximadamente a las 14:00 horas, frente a una finca ubicada en la calle Circuito Rodríguez y la calle Rodríguez y Calvillo, en la colonia San Pablo del municipio de Encarnación de Díaz, Jalisco.
De acuerdo a las primeras investigaciones que realizan agentes de la FGE de la Zona Altos Norte, en un domicilio ubicado en dicha calle, se iba a celebrar una reunión entre integrantes del Cártel de Sinaloa y el grupo delictivo “La Oficina”, que pretende apoderarse de la “plaza” de Encarnación de Díaz, Jalisco.
A dicho encuentro habían llegado entre 8 y 10 personas del sexo masculino, a bordo de varios vehículos y camionetas.
Pero de manera repentina, llegó un convoy de aproximadamente 5 camionetas en donde viajaban aproximadamente 20 sicarios del CJNG, quienes pretendían llevar a cabo un “levantón” de todos los hombres que estaban en dicha reunión.
Sin embargo, los sicarios del Cártel de Sinaloa y de “La Oficina” opusieron resistencia y repelieron la agresión a balazos, por lo que se inició una impresionante balacera que duró más de 10 minutos.
En este enfrentamiento a balazos, fueron abatidos dos hombres de entre 25 y 35 años, cuyos cadáveres quedaron tirados a un costado de una camioneta Lincoln, en color rojo y con placas de circulación de Aguascalientes.
Otros dos hombres que viajaban en una camioneta Ford Explorer, color negro, con matrícula de Jalisco, resultaron gravemente heridos a balazos.
Asimismo, los integrantes del CJNG “levantaron” entre 4 y 6 personas más, a quienes con lujo de violencia subieron a las camionetas y vehículos en que llegaron, para después darse a la fuga con rumbo desconocido.
Lo anterior provocó una impresionante movilización policiaca.
Al lugar de la balacera llegaron policías preventivos de Encarnación de Díaz, Jalisco, policías estatales preventivos de la Fuerza Única de Jalisco, agentes de la FGE y elementos de la Policía Federal.
De igual forma, se implementó un operativo en el que participaron policías preventivos de Lagos de Moreno, Encarnación de Díaz, Teocaltiche y Villa Hidalgo, Jalisco.
Se pidió apoyo a las corporaciones policiacas de Aguascalientes, a fin de interceptar el convoy de sicarios en caso de que fueran detectados ingresando a territorio aguascalentense.
Por tal motivo, policías estatales fuertemente armados, reforzaron la vigilancia en las principales carreteras que comunican a Aguascalientes con Jalisco. Hasta anoche no se tenía ninguna novedad. Los dos hombres que resultaron heridos, fueron trasladados en ambulancias de la Cruz Roja de Encarnación de Díaz, Jalisco, a la ciudad de Aguascalientes, a donde ingresaron en estado agónico.
El nosocomio ubicado en la calle Galeana, fue de inmediato vigilado por policías estatales, policías preventivos de Aguascalientes y agentes de la FGE, los cuales estaban fuertemente armados.
Uno de los heridos fue identificado como David, alias “El Chino”, de 35 años, el cual presentaba seis impactos de bala, entre ellos tres en el abdomen y el resto en las piernas. El otro lesionado que estaba como desconocido, tenía cuatro balazos en el abdomen.
Agentes del Grupo Homicidios de la PME, arribaron por la noche al nosocomio donde fueron atendidos, a fin de iniciar con las investigaciones correspondientes.
En la escena de la balacera fueron aseguradas decenas de casquillos percutidos, así como una cachucha del Cártel de Sinaloa, fornituras y armas de fuego tanto largas como cortas.
Asimismo, se aseguraron cinco unidades automotrices -entre camionetas y vehículos-, con placas de Jalisco y Aguascalientes, los cuales presentaban impactos de bala.
Personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), procedió con el levantamiento de los cadáveres de los dos hombres abatidos a balazos.
Extraoficialmente, se informó que el comando armado había logrado escapar hacia Ojuelos, Jalisco, donde anoche se estaban llevando a cabo una serie de operativos.