La producción de carne vive una etapa de “vacas flacas” por el contexto de volatilidad económica internacional, que mantiene variaciones a la alza en la cotización del precio de los granos, lamentó el dirigente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, Juan Pablo Franco Díaz.

Advirtió los insumos se disparan en gran medida porque los alimentos provienen de las importaciones de granos desde los Estados Unidos, al considerar que representa el 70% del costo de la producción de engorda.

Refirió que el precio de venta del ganado de más de 400 kilogramos en pie se ubicó en cerca de los 50 pesos, y ahora se ubica en los 40 pesos por cada kilogramo, sin que haya expectativa de recuperarse.

Manifestó que afortunadamente se han presentado condiciones de humedad que facilitan la sobrevivencia de los animales con menor costo de alimentación, por la presencia de pasto en los agostaderos, pese a que el precio del grano sigue elevándose.

Señaló que el tema de la cotización del dólar ha resultado mucho más complicado en esta época por la incertidumbre económica y política que se vive en el país vecino por las próximas elecciones presidenciales, haciendo mucho más complicada la operación.

El costo de producción se eleva en alrededor de un 30% durante las ultimas semanas, mientras que la venta del ganado va a la baja en volumen y precio, señaló.

“Todo está para arriba, menos el ganado, lo que es increíble, porque aún cuando el dólar está caro debería subir la exportación y no ha sucedido. Lo más lamentable es que los carniceros compran barato y siguen vendiendo caro”.

Afirmó que el efecto de un dólar caro trata de absorberse por los productores, pero los tablajeros asumen el incremento de la paridad como si lo absorbieran directamente, en perjuicio de las amas de casa.