El sector salud alertó ayer el incremento de la droga “cristal” entre los jóvenes de la capital, ya que sólo de los 700 muchachos atendidos en los centros de atención, el 30% se refiere a esa sustancia calificada de alto impacto, que incluso ya rebasó al consumo de la marihuana.
Gerardo Macías López, director de Salud Mental y Adicciones del ISSEA, aseveró que muchos jóvenes están consumiendo este estimulante químico antes de los 20 años de edad, tiempo durante el cual su cerebro se encuentra en desarrollo, provocando daños irreparables en el futuro en su vida profesional, familiar y laboral.
En el marco de la Octava Reunión Ordinaria del Comité Municipal de Salud que se celebró en el salón de Cabildo de Aguascalientes, el galeno aseveró que la droga “cristal” es de alto impacto, la cual es inhalada por los jóvenes y es un estimulante químico del sistema nervioso central que afecta mucho a las neuronas y las daña en cuanto al conocimiento, al juicio y la memoria.
Ante ello, el sector salud de los tres niveles de gobierno acordaron actuar coordinadamente para salvaguardar la integridad de los niños, adolescentes y jóvenes mexicanos, en estos temas no es posible culpar a nadie, sino buscar a los responsables para determinar las acciones a seguir a favor de las familias.
Gerardo Macías López aseveró que la protección a este sector de la población comienza por los padres de familia, de estar atentos y de saber con quienes se encuentran sus hijos, ya que principalmente en la adolescencia, sean hombres o mujeres, se presenta con mayor frecuencia el consumo de sustancias prohibidas.
Otros espacios donde se presentan las drogas de diseño y con grados de metanfetaminas son los antros o bares, las sustancias como el “cristal” contienen más químicos que hacen mucho daño al organismo humano.
De igual modo mencionaron que se necesita el apoyo de los medios de comunicación para informar a la población que existe el número telefónico de emergencia 066 para reportar a aquellas personas con ideación o intento de quitarse la vida, con problemas de consumo de drogas, para que les digan a dónde acudir y atenderse.
Las autoridades del sector salud recomendaron no minimizar a ninguna persona que exprese tristeza o depresión, no hay que juzgarlo ni dejarlos solos, por el contrario se necesita que les procure alguna ayuda profesional.
En el Comité Municipal de Salud se precisó que alrededor de 700 personas se han atendido en los centros especializados tan solo en lo relacionado con las drogas, cuya cifra va aumentando gracias a que más gente conoce de estos servicios elementales para restablecer la salud mental.
Gerardo Macías López, coordinador estatal de Salud Mental y Adicciones del Instituto de Salud, precisó que el consumo de drogas o los problemas emocionales no pertenecen a ninguna clase social, por fortuna se quita el estigma social de que lo sufren los ricos o los pobres, ahora se ha comprendido que es una realidad que puede atacar a todos.
Si bien lo que varía es el tipo de sustancias que consumen las personas con poder adquisitivo y quienes no lo tienen, subrayó finalmente.