Incremento al precio de la carne ha provocado la caída de las ventas hasta en 85%, aunado a ello hay competencia desleal de quienes venden carne de caballo como si fuera de res, lamentó José Alfredo Reyna Rodríguez, comerciante del Mercado Terán.

Precisó que algunos de los aumentos más significativos han sido el de bistec de res, que estaba en 125 pesos, y ahora se comercializa en 130 y en algunos lugares hasta en 150 pesos; esto es mucho considerando que el poder adquisitivo de las familias en promedio es muy bajo, y los productos en general de la canasta básica han ido a la alza.

“El cocido que es un poco más económico, ahorita está en 88 pesos, el hígado de res sobre los 40 o 45 pesos el kilo, sí ha aumentado lo que forma parte del consumo básico; el pollo anda como a 50 o 60 pesos el kilo de pierna, lo que es más económico es la rabadilla que anda como a 10 o 15 pesos, el chorizo lo tenemos a 76 pesos”, detalló.

El comerciante indicó que desde mediados del año pasado ha tenido ese aumento significativo, se ha perdido mucho poder adquisitivo; además de que con el aumento de la gasolina, suben los productos en general. Dijo que las ventas han estado muy bajas, andan sobre un 85 o 90% menos.

“Aquí vendíamos dos o hasta tres reses por semana, ahorita muy apenas media res; el puerco se vende más porque es un poco más barato; el problema es que los salarios no se renuevan; en una empresa ahorita andan pagando entre 750 pesos, si un kilo de carne está en 130, más los chiles, jitomate, ya no alcanza; eso, más los gastos de necesidades básicas como renta, luz, agua, zapatos, pues los salarios no alcanzan, están muy por debajo de la realidad”, subrayó.

Por otra parte, pidió a quienes venden carne de caballo que especifiquen qué es lo que están ofreciendo a los clientes, y que no los engañen, pues si bien la carne de equino no es mala, su costo es inferior a la de res, y pretenden venderla igual.

“Es mas oscura y más dura la carne de caballo, tiene un olor dulce, no es carne mala, pero es más económica, ahí radica el engaño. Hay mucha gente de diferentes niveles sociales que consumen de equino porque es muy barata, los que trabajamos pura de res estamos en contra de que no se le diga la verdad al cliente, porque agarran las mejores piezas del caballo y las hacen pasar por carne de res y la quieren dar en 130 pesos”, señaló.