La tarde del martes se registró un asalto a las afueras de una sucursal bancaria ubicada en la zona Centro del municipio de Calvillo.
Los violentos hechos ocurrieron aproximadamente a las 14:35 horas.
La víctima es una empleada del ISSEA, quien acudió a una sucursal bancaria ubicada en el Centro de la cabecera municipal de Calvillo.
De ese lugar retiró la cantidad de 50 mil pesos en efectivo, que guardó en un bolso de mano.
Pero cuando se retiró caminando y apenas había avanzado una cuadra, fue interceptada por dos sujetos desconocidos.
Uno de ellos la amagó con una navaja y trató de quitarle el bolso.
Pero debido a que la empleada del ISSEA opuso resistencia, el otro delincuente la sujetó por la espalda y comenzó a estrangularla para que no gritara.
En ese momento, la mujer cayó al suelo y aprovecharon los delincuentes para propinarle golpes en diferentes partes del cuerpo, para finalmente despojarla del bolso donde guardaba los 50 mil pesos en efectivo.
Aunque se implementó un operativo por parte de policías preventivos de Calvillo y policías estatales, no se logró dar con el paradero de los asaltantes.
Uno de los delincuentes era de 1.65 de estatura y su cómplice medía 1.70 metros aproximadamente; ambos vestían pantalón de mezclilla en color gris y eran de complexión delgada.

LO ASALTAN EN UN CRUCERO
Aproximadamente a las 10:30 de la noche del pasado lunes, un automovilista fue víctima de un asalto en el crucero que forman avenida Aguascalientes Norte y Blvd. a Zacatecas.
La víctima fue identificada como Jair “N” “N”, quien a bordo de su automóvil Seat Ibiza, color blanco, se desplazaba por la lateral de la avenida Aguascalientes Norte, en dirección de poniente a oriente.
Al llegar al cruce con el Blvd. a Zacatecas, el automovilista detuvo la marcha ya que el semáforo tenía la luz roja.
Mientras esperaba que el semáforo cambiara a verde, repentinamente fue interceptado por un delincuente, quien aprovechó que llevaba la ventanilla abajo, para comenzar a golpearlo en el rostro y despojarlo de un teléfono celular valuado en 9 mil 500 pesos, así como una cartera con 8 mil 500 pesos en efectivo, tarjetas de crédito y documentos personales.
Ya con el botín en su poder, el hampón escapó corriendo hacia el Centro Comercial Agropecuario.
Este asalto se llevó a cabo frente a otros automovilistas que también estaban detenidos y quienes por lo repentino de los hechos, no pudieron intervenir.
A pesar del operativo de búsqueda que implementaron policías preventivos a bordo de varias patrullas de la SSPM, no se logró dar con el paradero del delincuente.