Se deja querer por fans

CIUDAD DE MÉXICO.- ¿Quién no quisiera ponerle casa a Leidy Gutiérrez?
En lo que se animan a hacerlo, José Luis y su hermano Alejandro le dieron un adelanto a la edecán colombiana, a quien obsequiaron una casita de madera hecha a mano, durante la firma de autógrafos y convivencia en la que participó en la Tienda del luchador Solar.
Y es que “Los Güeros”, como son conocidos por los rumbos de Apatlaco, consintieron a la cafetalera con varios regalitos, a ver si así la convencen de que permanezca por mucho tiempo en México como edecán del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL).
“Todo me ha gustado, saber que tengo tanto apoyo. Estoy muy contenta. Quiero seguir dándome a conocer y abierta a lo que me propongan. Me encanta la lucha libre, son muy apasionados. Aquí es donde estoy conociendo esto”, dijo la sudamericana, quien también estuvo acompañada por el descendiente de la Dinastía Casas, el joven Puma King.
Entre tanto, Alejandro se encargaba de echarle un ojo a la sinuosa anatomía de la cafetalera, para demostrar por qué lleva tanto tiempo dedicado al negocio de repartir carnes frías.
“Somos clientes de Solar. Es la única vida social que tenemos. Aquí es nuestro hobbie. Somos aficionados (a la lucha libre) desde muy chicos. No nos llevaban al futbol, nos llevaban a la lucha”, explicó José Luis.
Así como los “Güeros”, decenas de personas asistieron al local ubicado en la calle de Luis Moya para formarse en esa cola en busca de una foto o un autógrafo de Leidy.