CIUDAD DE MÉXICO.- “Soy un cancionero, no un analista político”, dice Óscar Chávez cuando se le pregunta si la actual situación política de México influye en cada canción que compone.
El cantautor asegura que también le interesa escribir sobre otros temas, pero no oculta su ímpetu progresista.
El intérprete de “Hasta Siempre, Che Guevara” también expone su deseo de que nuevas generaciones continúen con su legado.
“Quiero suponer que, frente a todos los pronósticos, la canción de protesta está saludable. En lo personal, sigo haciendo cosas”. (Enrique Navarro/Agencia Reforma)