Un hombre fue detenido por policías estatales el domingo pasado, en el tianguis de la “Línea de Fuego” ubicado en la calle Alfredo Lewis y esquina con avenida Petróleos Mexicanos, debido a que se dedicaba a vender placas de circulación de Aguascalientes, Guanajuato y de algunos estados de los Estados Unidos.
El sospechoso identificado como Carlos, de 55 años, tenía un puesto en dicho tianguis donde comercializaba las placas de circulación de vehículos, motocicletas y bicicletas.
Los policías estatales procedieron al decomiso de todas las láminas, entre las que se encontraba una del estado de Guanajuato, con los dígitos GL-60719, que corresponde a una camioneta pick up que cuenta con reporte de robo.
El sospechoso fue trasladado a la Dirección de Investigación de Delitos de la FGE, donde quedó sujeto a investigación por parte de agentes de la Comisaría de Policía Ministerial del Estado.

Rescatan a menor que quedó encerrada en un vehículo

Una niña de apenas un año y medio de edad fue rescatada por policías preventivos, después de quedar atrapada en el interior de un automóvil estacionado, el cual tenía los vidrios completamente cerrados y las puertas tenían el seguro puesto.
Al momento de ser rescatada, la pequeñita ya comenzaba a sufrir los efectos de la deshidratación, debido al calor que se registraba en esos momentos.
Los hechos se registraron el lunes aproximadamente a las 13:40 horas, en la calle Serenguti y casi esquina con la calle Vallarta, en el fraccionamiento Vistas de Oriente.
Un reporte al C-4 alertó a policías preventivos del Destacamento “Terán Sur”, sobre una menor encerrada en el interior de un vehículo particular.
De inmediato varias patrullas de la SSPM se dirigieron al lugar señalado, donde ubicaron un coche Dodge Stratus, color morado y placas de circulación de Aguascalientes.
En el interior de la unidad automotriz, se encontraba llorando y asustada una niña de apenas un año y 6 meses de edad.
La abuelita de la menor, comentó que alrededor de las 13:00 horas, dos de sus nietas de 7 y 4 años, se encontraban jugando en el interior del coche Dodge Stratus, junto con la pequeña de 18 meses.
En determinado momento, las dos niñas más grandes bajaron del vehículo y cerraron la puerta, dejando a la pequeñita encerrada.
Fue hasta 40 minutos más tarde cuando la abuelita detectó la ausencia de su nieta y al preguntar a las otras niñas, le comentaron que estaba en el interior del coche.
La mujer fue a buscarla, pero en ese momento se dio cuenta de que las puertas tenían el seguro puesto y además los vidrios estaban perfectamente cerrados.
Ante la desesperación de no poder abrir el coche, la mujer llamó a los servicios de emergencia para pedir ayuda.
Cuando llegaron los policías preventivos tampoco pudieron abrir el coche para sacar a la niña, que para esos momentos estaba muy asustada y llorando.
Aunque se solicitó la presencia de una unidad de Bomberos Municipales, al final los policías preventivos tomaron la determinación de quebrar el vidrio de la puerta trasera derecha del coche Dodge Stratus, para de esta forma rescatar a la niña, la cual ya presentaba síntomas de deshidratación.