El Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes, hizo circular a partir de ayer, una fotografía de Claudia Elizabeth Reyes Navarro, una persona desaparecida hace casi un año. La madre de Claudia, acudió al Observatorio para pedir su ayuda y que su búsqueda y localización, no se detenga.
La madre de Claudia Elizabeth solicitó la ayuda del Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes para compartir la información de su hija, quien desapareció el 30 de julio del 2015 y no se ha vuelto a saber sobre su paradero ni se ha establecido comunicación con ella.
“Yo me llamo Patricia Navarro Altamira y mi hija se llama Claudia Elizabeth Reyes Navarro; tiene aproximadamente, el día último, un año de desaparecida”, expresó la madre en solicitud de ayuda a la ciudadanía para compartir la información y apoyar en su localización.
La joven Claudia Elizabeth tiene 25 años de edad y se le vio por última vez en la colonia Dos de Octubre, a lo cual la familia ha pedido en diversas ocasiones el apoyo de los cuerpos policiales para que se movilice la investigación, pero ya está próximo a cumplirse un año y no se han identificado nuevos indicios que ayuden a dar con su paradero.
Desde que sucedió la desaparición, Patricia y su esposo, han buscado a Claudia en lugares aledaños al estado de Aguascalientes como Lagos de Moreno, aunque siguen sin obtener resultados favorables o pistas para encontrarla, informó la familia de la afectada.
En la reunión con la familia, la coordinadora del Observatorio, Mariana Ávila Montejano, reafirmó el apoyo de la organización que preside y que, al día de hoy, ha acompañado a distintas familias a solicitar avances sobre la pesquisa y diligencias que se realizan en torno a cada caso de desaparición.
“Es importante que las autoridades encargadas de la justicia se muestren accesibles a conocer el caso y brindar la atención requerida a la familia de Claudia Elizabeth puesto que el derecho a la justicia es irrevocable e imprescindible, y en este caso implica conocer su localización, situación física y psíquica actuales”, consideró Mariana Ávila.