Es contradictorio el contenido de la “NOM-046-SSA2-2005. Violencia familiar, sexual y contra las mujeres. Criterios para la prevención y atención”, con lo que establece el Código Penal del Estado.

La primera es de aplicación nacional, y no se requiere dar parte al MP para practicarse el aborto por violación; en la normatividad estatal sí, entonces se analiza con las autoridades competentes cómo actuar en Aguascalientes, observó la psicóloga María Eugenia Zarazúa Rosales, responsable estatal del Programa de Violencia Familiar y de Género, del ISSEA.

Precisó que en el Artículo 103 del Código Penal, se señala que “cuando el embarazo haya sido causado por hecho punible tipificado como violación en cualquier etapa del procedimiento penal iniciado al efecto, a petición de la víctima, la autoridad judicial podrá autorizar la realización del aborto, para que sea practicado por personal médico especializado, sin que ello conlleve las consecuencias jurídicas descritas en el capítulo denominado Tipos Penales Protectores de la Vida y la Salud Personales.

Y en el punto 6.4.2.7 de la NOM 046, se indica que en caso de embarazo por violación, las instituciones públicas prestadoras de servicios de atención médica, deberán prestar servicios de interrupción voluntaria del embarazo en los casos permitidos por ley, conforme a lo previsto en las disposiciones jurídicas de protección a los derechos de las víctimas, previa solicitud por escrito bajo protesta de decir verdad de la persona afectada de que dicho embarazo es producto de violación.

En caso de ser menor de 12 años de edad, el aborto debe hacerse a solicitud de su padre y/o su madre, o a falta de éstos, de su tutor o conforme a las disposiciones jurídicas aplicables. El personal de salud que participe en el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo no estará obligado a verificar el dicho de la solicitante.

En todos los casos se deberá brindar a la víctima, en forma previa a la intervención médica, información completa sobre los posibles riesgos y consecuencias del procedimiento a que se refiere el párrafo anterior, a efecto de garantizar que la decisión de la víctima sea una decisión informada conforme a las disposiciones aplicables.

Se deberá respetar la objeción de conciencia del personal médico y de enfermería encargados del procedimiento.

Las instituciones públicas prestadoras de servicios de atención médica federales deberán sujetarse a las disposiciones federales aplicables.

Sobre el hecho de que según la NOM, una niña de 12 años pueda solicitar el aborto, sin obligarse el consentimiento de los padres, la especialista explicó que independientemente de esta disposición, por tratarse de un evento quirúrgico, si la persona es menor de edad, obligadamente debe tener el consentimiento de sus padres o tutores.