CDMX.- La denuncia y crítica política ya no tienen espacio en los pensamientos de Regina Orozco.
Y es que la cantante, quien participa constantemente en manifestaciones contra los gobiernos, cree que ahora podrá aportar mucho más a la sociedad con discursos de nacionalismo y paz.
“Ya no voy a criticar a nadie, porque creo que ya no tengo ningún derecho, estoy cansadísima de criticar la política. Tengo la esperanza de que, en grupitos, nos ayudemos a mejorar a México y a quererlo.
“Mi discurso era contestatario, pero entré en un cansancio y una parte espiritual más fuerte. Siempre ha existido la parte oscura, pero si permitimos que te jale y tenemos pensamientos pesimistas, te vas cansando”.
En una introspección, Regina descubrió que señalar las cosas malas no genera un cambio tan positivo como el enfocarse en las buenas.
“La injusticia es parte de la historia. Siempre va a haber Hitlers, Trumps, cierto tipo de corrupción, o no. Siempre habrá esta parte de debilidad, vacío y terror en el mundo… y me cansé.
“Me cansé de rogarle, me cansé de decirle al mundo que ya no puedo. Así que pensé: ‘yo, dentro de mi persona, ¿qué puedo hacer? ¡Cantarle a México!”, explicó en un estudio de grabación de Aragón, en una pausa de la producción de su nuevo álbum, Canciones Pa’ Agarrar… El Alma. (Enrique Navarro/Agencia Reforma)