La Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes (ATUSA) violó la Ley, aplicó desde el lunes el incremento a las tarifas de los camiones urbanos, antes de que se publicaran en el Periódico Oficial.

Ayer a las 14:30 horas, EL HERALDO acudió al Archivo de los Talleres Gráficos, por la edición correspondiente, para conocer a detalle los ajustes al transporte público, pero el aumento tarifario no se había publicado, y en consecuencia, el lunes no debió aplicarse el incremento, ya que los decretos entran en vigor al día siguiente de su publicación.

En el supuesto de que ayer, pero más tarde, se publicara una edición extraordinaria, hasta hoy debería entrar vigor el aumento a los camiones urbanos, lo que quiere decir que, de acuerdo a la norma, ni el lunes ni el martes debieron cobrarse 7.50 pesos, sino los seis pesos y en los taxis, debió prevalecer el banderazo de 10.50 pesos y no de 12 pesos, que en la realidad se aplica desde el lunes.

No sólo eso, el Colegio de Ingenieros, cuestionó el que no se les haya tomado en cuenta para este ajuste, es decir que se pasó por alto la opinión del Consejo Consultivo del Transporte, como lo marca la normatividad.

El Artículo 72 del Código de Ordenamiento Territorial, Desarrollo Urbano y Vivienda para el Estado de Aguascalientes, conocido popularmente como el nuevo Código Urbano, fracción IV, establece que los integrantes de dicho Consejo deben “opinar sobre la determinación, aumento y reducción de tarifas por la prestación del servicio público de transporte local de pasajeros y de carga”.

Y de acuerdo a la fracción VI, del artículo 984, se establece que: “Previa opinión del Consejo Consultivo, determinar las tarifas conforme a las cuales deberá cobrarse el servicio y, en su caso, establecer la forma e instrumentos de medición de tiempo, distancia y otros factores determinantes en la aplicación de las mismas, así como los mecanismos necesarios para el cobro de las tarifas a los usuarios”.

El presidente del Colegio de Ingenieros, Miguel Ángel Huízar Botello afirma que nunca les pidieron su opinión, a pesar de que forman parte de dicho Consejo.