Leonardo Márquez Alvarado

El gobernador electo, Martín Orozco Sandoval señaló que la verdadera entrega-recepción se habrá de conocer en los primeros cinco días de diciembre tras asumir el cargo, con un informe de lo que existe o falta, al advertir que el esquema actual no ha permitido conocer a detalle el estado que guarda el gobierno estatal.
Dijo que los avances de transición con las mesas de entrega-recepción se han dado en los términos establecidos por el gobernador, Carlos Lozano de la Torre, bajo la dinámica de mesas con una duración máxima de cuatro horas, en las que sólo se ofrece información por ejes.
Dijo que aun cuando la información conocida hasta el momento es escueta, se cuenta con un plazo de un mes, tras la toma de protesta, para la verificación de cualquier inconsistencia, según lo establecido con la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.
Afirmó que existen diversos asuntos pendientes que tendrá que asumir a partir del 1º de diciembre en el ánimo de buscar soluciones, por encima de expresar quejas, al ser interrogado sobre el conflicto en el sistema de transporte público, sobre el que prefirió no adentrarse al confiar en que el actual gobierno resolverá la problemática.
Indicó que el Hospital Miguel Hidalgo cuenta con recursos asegurados para cubrir los gastos de equipamiento y obras pendientes, que si bien, no permitirán la entrega de la obra, sí permiten que las nuevas instalaciones puedan ser abiertas en el transcurso del próximo año.
Orozco Sandoval visualizó que el recorte de 1 mil 500 millones de pesos en el presupuesto federal para Aguascalientes implicará un fuerte trabajo de reingeniería para lograr ahorros que ayuden a la consolidación de más obra pública.
Expuso que dentro de las acciones iniciales en su gobierno, será presentar el paquete financiero con la idea de emprender un gasto eficiente, que vendrá acompañado de reestructuración de la deuda con el fin de hacer más con menos recursos y la conjunción de ingresos.