Se aleja de la violencia

CDMX.- Aún no sabe cuál será su próximo proyecto en televisión, pero Gabriela de la Garza ya tiene claro que no participará en algo que tenga que ver con narcotráfico, armas, secuestros y venganzas.
“Quiero hacer algo completamente diferente a eso, no porque no sea importante retratar nuestra realidad, sino porque ya lo hice”, dijo.
La actriz dio vida a una periodista secuestrada en la primera temporada de Narcos, de Netflix, y a una mujer encarcelada en Capadocia, de HBO.
Posteriormente, en Lynch, fue una agente de la Interpol que persigue al Cártel del Ataúd, una organización encargada de fingir la muerte de las personas para que puedan comenzar una nueva vida.
Además está por terminar las grabaciones de YAGO, serie producida por Carmen Armendáriz, en la que interpreta a Sara Madrigal, una mujer que es sometida por su padre.
“Sara ha sido muy maltratada desde el principio, violentada en todos los sentidos, física, emocional y psicológicamente. Ha tenido que salir adelante con las pocas herramientas que le dio la vida y el contexto en el que estaba en ese momento”, compartió la actriz. (Fidel Orantes/Agencia Reforma)