José de Jesús López de Lara

Una tragedia se registró la tarde-noche del viernes pasado en una extensión de la presa “Plutarco Elías Calles”, ubicada en el municipio de San José de Gracia, después de que un pescador cayó accidentalmente al agua y murió ahogado.
La víctima mortal de este accidente fue un hombre identificado como Jaime, de 26 años, quien vivió en el poblado de San Antonio de los Ríos, en el municipio de San José de Gracia.
Los trágicos hechos se registraron el pasado viernes poco después de las 19:30 horas, cuando Jaime y otro amigo se encontraban pescando en una zona conocida como “Arroyo Seco”, que es una extensión de la presa “Plutarco Elías Calles” y que se ubica en el poblado de San Antonio de los Ríos, en San José de Gracia.
Mientras el pescador se encontraba a la orilla del río tratando de colocar una red para pescar, repentinamente se resbaló y cayó a un desnivel de unos 3 metros de profundidad.
Su acompañante al percatarse de que Jaime comenzaba a manotear desesperadamente para tratar de mantenerse a flote, de inmediato se lanzó al agua con la finalidad de rescatarlo.
Sin embargo, por la misma desesperación, Jaime se sujetó fuertemente al cuerpo de su amigo y comenzó a sumergirlo.
Debido a ello, el acompañante logró soltarse de Jaime para evitar también ser “tragado” por el agua del arroyo y logró salvarse. Lamentablemente, Jaime no pudo mantenerse a flote y terminó por sumergirse, por lo que murió ahogado.
Más tarde, acudieron al lugar de los hechos policías estatales y policías preventivos de San José de Gracia, así como una ambulancia del ISSEA.
De igual forma llegaron unidades de Bomberos Estatales y personal de Protección Civil del Estado, quienes iniciaron las labores de rescate del cadáver, mismas que se prolongaron hasta después de las 9 de la noche.
El operativo de rescate fue encabezado por el subcomandante de Bomberos Estatales, Juan Alberto Córdova Martínez; así como de los bomberos Fernando Antonio Juárez García y Jorge de Jesús Águila Campos, quienes localizaron el cuerpo sin vida de Jaime, el cual se encontraba sumergido a unos 3 metros de profundidad y a unos 19 metros de distancia de la orilla.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron al lugar de los hechos peritos en Criminalística de Campo de la Fiscalía General del Estado, agentes del Grupo Exterior “Pabellón de Arteaga” de la PME y el agente del Ministerio Público de Hospitales.