Encuentra Conafor más de 21 mil metros cúbicos

Encuentra Conafor más de 21 mil metros cúbicos de leñas muertas en zonas boscosas con riesgo de incendios forestales dentro de la Sierra Fría y Sierra del Laurel.
La acumulación de leñas muertas detectada en los municipios de Calvillo, San José de Gracia, y El Llano fue limpiada durante los últimos tres meses para prevenir siniestros en estas zonas prioritarias de conservación.
En la zona de Monte Grande perteneciente a la Sierra Fría, se acumularon 60 montones dentro de una hectárea, con un volumen promedio de 1.5 metros cúbicos de material combustible.
Se procedió al retiro de combustible al apilar la hojarasca y madera que pueda encontrarse extendida en la superficie, y se colocaron en un punto alejado de los árboles, lo que reduce la probabilidad de que el fuego tenga combustible para avanzar y cubrir una mayor extensión, explicó Víctor Villalobos Sánchez, jefe de Protección Forestal en el estado de la Comisión Nacional Forestal.
De igual manera, se realizó el corte de las ramas más bajas de los árboles, a fin que ante la probabilidad de fuego en pastizales, haya menos riesgo de que el calor alcance las ramas más bajas y se afecte el arbolado.
De esta manera se aplican medidas de prevención para cortar la continuidad vertical del fuego, así como la continuidad horizontal en el caso del material combustible encontrado en el suelo, aunado a la realización de 6 kilómetros de brechas cortafuego en una superficie de 300 hectáreas, detalló.
Los trabajos fueron ejecutados con una inversión por 800 mil pesos a través del Programa de Empleo Temporal que la Conafor impulsó para la prevención de incendios forestales, mediante la contratación de 150 hombres y mujeres de las comunidades de Presa de Los Serna, Terrero de la Labor, Palo Alto y La Fragua, del municipio de Calvillo; predios de la comunidad Monte Grande en la Sierra Fría, municipio de San José de Gracia y Palo Alto, en el Llano.