José de Jesús López de Lara

Saldo de dos personas muertas y 15 heridas, dejó un accidente carretero registrado la madrugada del sábado, en la carretera federal No. 57 Querétaro-Ciudad de México.
En el accidente automovilístico se vieron involucrados tres camiones de pasajeros foráneos, entre ellos uno de Aguascalientes que se dirigía a la tradicional peregrinación anual a la Basílica de Guadalupe.
Las víctimas mortales fueron el chofer y un pasajero de un camión de la línea Transportes de Oriente, que había salido de la ciudad de Guadalajara, Jalisco con destino a la Ciudad de México.
Otras 15 personas resultaron heridas, aunque sólo 8 requirieron ser trasladadas a recibir atención médica a diversos hospitales de San Juan del Río y Querétaro.
Del camión foráneo de la empresa Turismo del Centro donde viajaban 35 pasajeros originarios de varias poblaciones de Asientos, así como el chofer, sólo resultaron heridas 5 personas, aunque ninguna de gravedad e incluso no requirieron su traslado a algún nosocomio.
La otra unidad involucrada fue un camión de pasajeros foráneo de la empresa Turistar, que también tenía como destino la Ciudad de México, ninguna persona resultó herida.
El trágico accidente carretero se registró el sábado aproximadamente a las 03:50 de la madrugada, en el kilómetro 185+000 de la carretera federal No. 57, Querétaro-Ciudad de México, a la altura del municipio Pedro Escobedo, en el estado de Querétaro.
El percance fue provocado por el exceso de velocidad en que era conducido con dirección a la Ciudad de México, un autobús foráneo de la empresa Transportes de Oriente, que había salido de la ciudad de Guadalajara.
Esta unidad se impactó por alcance contra la parte trasera de otro camión de pasajeros de la empresa Turismo del Centro, que había salido de Aguascalientes con 35 pasajeros y que tenía como destino la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México.
Debido al brutal impacto, murieron de manera instantánea el chofer del camión Transportes de Oriente, quien no llevaba puesto el cinturón de seguridad y salió proyectado por el parabrisas, hasta terminar a varios metros de distancia tirado entre la maleza.
De igual forma murió uno de los pasajeros que iba sentado en los asientos traseros, y el cual salió proyectado por todo el pasillo de la unidad y quedó tirado junto las escalinatas de ascenso y descenso.
Por el fuerte golpe, el camión de la empresa Turismo del Centro salió proyectado y chocó frontalmente contra la parte trasera de un camión foráneo de la empresa Turistar.
Este camión también terminó por colisionar contra una camioneta tipo panel, color blanco. De estas dos unidades, ninguna persona resultó herida.
Por la magnitud del accidente se registró una impresionante movilización de unidades de emergencia de Pedro Escobedo, San Juan del Río y Querétaro.
Ambulancias de Cruz Roja, CRUM, Bomberos y Protección Civil, se dieron a la tarea de ayudar a las víctimas.
En las labores de rescate también participó personal del Ejército Mexicano y elementos de la Policía Federal y Policía Estatal de Querétaro, además de policías preventivos de Pedro Escobedo.
La carretera federal No. 57 colapsó literalmente, ya que el tráfico se extendió por más de 20 kilómetros. Fue hasta poco después de las 8 de la mañana, cuando finalmente se normalizó el flujo vehicular.
Para realizar las investigaciones de campo, acudieron al lugar del accidente personal de la Fiscalía General del Estado de Querétaro, Dirección de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público, quien inició una carpeta de investigación por lo ocurrido.

IBAN EN PEREGRINACIÓN A LA BASÍLICA DE GUADALUPE
El camión de pasajeros tipo turismo de la empresa aguascalentense Turismo del Centro, había salido el pasado sábado por la noche, en excursión y con destino a la Ciudad de México.
En la unidad conducida por el chofer identificado como Noé, viajaban varias familias de los poblados de El Álamo, Bimbaletes, Jarillas y Crisóstomos, perteneciente al municipio de Real Asientos, que acudían a la tradicional peregrinación anual a la Basílica de Guadalupe.