Arturo Perea
Agencia Reforma

CDMX.- A los 51 años, Marisela se abre de capa y en un libro autobiográfico titulado “Marisela”, el cual saldrá próximamente al mercado, la cantante habla sin tapujos lo difícil que fue para ella iniciar su carrera a los 14 años, sus problemas con las drogas y el alcohol, así como los intensos romances de su juventud.
“Van a conocer cómo mi vida no siempre ha sido ser la ‘Dama de Hierro’. Empecé como una niña que cantaba y viví muchas cosas que no recomiendo. Van a ver cómo me manejé de una forma que no medí, a veces entraba al escenario más crazy que nada.
“Muchas veces me dijeron: ‘Marisela se está muriendo, Marisela ya no tiene voz’, y ¡Zaz, culera! No me estoy muriendo, sigo adelante y todavía estoy aquí”, declaró la cantante en entrevista.
Gracias a que su mamá conservó todos sus diarios, pues la cantante registró gran parte de su vida en ellos, fue que pudo recordar pasajes de su juventud. Al volver a leerlos, contó, no pudo evitar el llanto.
“En el momento, al recodar claro muchas cosas sí lloré, pero ahora los leo y digo: ‘¡Wow, qué recuerdos!’ Porque son años que me los estuve guardando. Muchas de esas páginas las tenía mi mamá guardadas y ya recolecté todo”.
Pese a los excesos que vivió, aseguró que no se arrepiente de nada, pues al final todo resultó un aprendizaje y la ha convirtió en la mujer fuerte que es hoy.