Roberto Ramírez Macías, presidente del Colegio de Cirugía Plástica, reconoció que muchas personas continúan creyendo que los procedimientos estéticos son exclusivos de la gente acaudalada, pero esta especialidad ha cambiado en los últimos años y ahora resulta más accesible para personas de distintos estratos sociales.

Reconoció que en sus inicios la cirugía estética sí era más inaccesible en cuestión de costos; “estamos hablando de hace 40 ó 50 años, cuando pacientes pudientes tenían que desplazarse a Guadalajara o la Ciudad de México, pero pasa el tiempo y empezamos a ver más cirujanos plásticos en la República; en Aguascalientes ya vamos a ser 15 cirujanos plásticos certificados”.

Roberto Ramírez comentó que anteriormente era común que en algunas ciudades sólo hubiera un cirujano plástico, el cual se daba el lujo de cobrar hasta 100 mil pesos por un tratamiento que tal vez en la actualidad se cotiza en una cuarta parte; “entonces esto es oferta y demanda, cada vez somos más compañeros y son más opciones para los pacientes, y de estos compañeros que van llegando muchos son de aquí de Aguascalientes”.

Destacó que en la actualidad, más que los factores socioeconómicos, son cuestiones socioculturales las que impiden que la gente se someta a un procedimiento de cirugía estética, pero esta situación también cambiará; “cada vez tenemos una sociedad más culta, ha favorecido la gran cantidad de información que hay, es fácil entrar a Internet y poner algo sobre cirugía plástica y van a aparecer casos, entonces el paciente se va informando, va teniendo ese deseo y ya no se limita como hace tanto tiempo”.

Finalmente, el presidente del Colegio de Cirugía Plástica afirmó que las cuestiones socioculturales se pueden observar en las ciudades más pequeñas, donde todavía callan el hacerse un procedimiento de cirugía estética de contorno, pues dicen que fueron al gimnasio o hicieron dieta porque todavía les da algo de pena; en cambio en ciudades grandes hacen hasta reuniones o fiestas para festejar que se van a operar.