Un niño de apenas 5 años estuvo a punto de morir quemado, al registrarse un incendio en una vivienda ubicada en el fraccionamiento Ojocaliente III.
Afortunadamente, unas vecinas se percataron de lo ocurrido y lograron rescatar ileso al pequeñito a través de los barrotes de protección de una ventana.
Fue aproximadamente a las 09:10 de la mañana del martes, cuando se reportó a los servicios de emergencia que se registraba un incendio en una casa ubicada en la calle Betulia No. 339 del fraccionamiento Ojocaliente III.
Hasta el lugar del siniestro acudieron policías estatales, policías preventivos de Aguascalientes y Bomberos Municipales en las unidades UE-32 y UE-26.
Los Bomberos Municipales lograron sofocar el fuego en cuestión de minutos, el cual se originó en una de las recámaras y quemó un colchón, una cama, un buró y ropa varia.
Cabe destacar, que al momento del siniestro se encontraba en el interior de la vivienda un niño de apenas 5 años.
Su mamá había salido minutos antes a llevar a otro de sus hijos al kinder.
El niño estaba encerrado con llave, por lo que al no poder salir hacia el patio o hacia la calle, comenzó a llorar y a gritar pidiendo ayuda.
Fueron unas vecinas que al escuchar los gritos, ayudaron al pequeñito a salir de la casa a través de los barrotes de la protección de una ventana.
Se estableció que el incendio fue originado por una veladora encendida que accidentalmente cayó sobre unas prendas de vestir.