QUERÉTARO, Qro.- Ricardo La Volpe y el América no saben lo que es perder todavía, sendero que poco a poco los acerca a la Liguilla del Apertura 2016.
Anoche, los azulcremas igualaron 1-1 ante Querétaro en el Estadio Corregidora y con ello ya son cuatro encuentros de Liga que tienen con el “Bigotón” invictos (dos victorias y dos igualadas).
Aunque si se le ve el lado negativo ya hilvanan siete juegos sin derrotar a los Gallos Blancos, poco consuelo para estos dado que prácticamente se quedaron sin oportunidad de clasificar a la postemporada.
Ése fue el saldo para ambos con la repartición de puntos ayer, en un juego que trajo poco atractivo al espectador, dado que se priorizó el control de balón y el ritmo de juego pausado.
En el primer tiempo, el que puso las emociones en la tribuna fue el arquero Tiago Volpi, quien evitó dos goles con intervenciones acertadas, la primera a un cabezazo de Paolo Goltz en el minuto 10.
Ya en el cierre del complemento el portero emplumado se lució otra vez ahora al detener un remate a quemarropa de Silvio Romero.
La actuación de su portero habría llenado de confianza a Querétaro que al inicio del segundo tiempo armó su mejor jugada del partido, misma que lo recompensó con el 1-0, obra de Camilo Sanvezzo al 48′.
El gusto duró poco más de un minuto, 73 segundos para ser exactos fue lo que se tardó el América en igualar el tanteador, luego de que Osvaldo Martínez asistiera con un pase largo a Michael Arroyo y éste rematara a gol.
Este lapso en el juego pasó igual de rápido, dado que los equipos regresaron a la dinámica del inicio, muchas ganas, pero pocas ideas y variantes.
Así se fue el tiempo y ambos rivales se fueron a dormir con un punto más en la bolsa, más útil para las Águilas, las cuales ya deben alistar su duelo de Copa ante Chivas, donde deberán ser más punzantes.