Alfonso Juárez
Agencia Reforma

ACAPULCO, Guerrero 26-Abr .- Ante el temor generado por las balaceras del pasado domingo en este destino de playa, turistas decidieron adelantar su salida antes de lo programado.
En entrevista, paseantes hospedados en los hoteles Crowne Plaza y Playa Suites, sobre la Avenida Costera Miguel Alemán, lamentaron que este tipo de hechos de inseguridad afecten a la imagen del Puerto.
“Nosotros teníamos planeada nuestra salida para más adelante, llegamos el domingo, no nos fuimos ayer porque no sabíamos cómo va a estar la carretera, y ya decidimos adelantar la salida para hoy”, afirmó el turista Jaime Paúl Acha  Echeverría.
Ayer este destino turístico registró una ocupación hotelera del 20 por ciento, según cifras de las autoridades de Turismo del estado.
En tanto, la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco (Aheta) reconoció que ya hay cancelaciones en las reservaciones para el siguiente fin de semana, sin precisar cifras.
Cabe mencionar que turisteros y hoteleros se encuentran en Guadalajara, Jalisco, en el Tianguis Turístico en donde pretenden promover a los destinos de Guerrero.

‘Como en guerra’
Los paseantes que presenciaron la balacera sobre la avenida Costera Miguel Alemán aseguraron que la situación que vivieron fue como el de una guerra.
Escondidos en sus habitaciones, tirados en el suelo, los paseantes sólo escucharon las ráfagas de disparos al exterior y los gritos de los agentes policiacos.
“En lo que subimos al cuarto se soltó la balacera y era exagerado parecía que estábamos en una guerra”, aseguró Yolanda Robles, turista de Los Ángeles, California, quien acudió por primera vez al puerto.
Hospedada en el Hotel Crowne Plaza, la californiana salió ayer de la ciudad con su familia llevándose la sensación de que en Acapulco en cualquier momento puedo haber disparos en plena zona turística.
En tanto, Jaime Paúl Acha Echeverría, hospedado en el hotel Playa Suites, indicó que los hechos de violencia le tocaron el día de su llegada al puerto.
“Cruzando la calle del camellón se empezaron a soltar los balazos. Corrimos y nos metimos al hotel por una zona por donde ingresaba el persona, no por la entrada principal”, describió Acha.
El visitante mención que él y su familia acostumbraban comer pozole en el restaurante “Tamales Licha”, donde una bala perdida mató a un mesero de ese local.
Los turistas reconocieron que lo que vivieron los dejó con temor y coincidieron en señalar que dudaban volver al puerto.
Los paseantes afirmaron que debido al pánico, el lunes decidieron no salir de sus hoteles.
“Sentíamos que nos iban a matar porque estábamos casi en el fuego cruzado”, dijo Paúl Acha.