CDMX.- Ni la operación en la que le extirparon un tumor de la frente mermó el humor de Manuel “El Loco” Valdés, quien ayer a las 13:00 horas abandonó el Instituto de Cancerología con muy buen ánimo.
Así lo declaró su nieto, Iván Valdés, quien informó que el actor deberá permanecer en su casa cerca de un mes antes de que pueda regresar a trabajar.
“Esta muy bien, hasta venía haciendo bromas, ya quería ponerse a bailar y nos dijo que el jueves quiere regresar al escenario, pero no, para nada, ahora sí que está loco.
“Los doctores se sorprendieron muchísimo, se supone que se iba a quedar un día más, pero lo vieron tan bien que mejor le dijeron que se fuera a su casa, que por el momento ya no podían hacer nada más por él”, expresó Valdés.
Será la próxima semana cuando el comediante deberá regresar al hospital para que se le cambie el parche y le den la fecha para que se le realice una nueva cirugía en la que se le aplicará un injerto de piel en la cabeza.
“Necesita esperar a que se le haya generado el suficiente tejido para poder hacerle el implante y reajustarle el cuero cabelludo para que el hoyo sea más chico”.
Aunque Cristian Castro no puedo ir a visitarlo al hospital, Iván aseguró que siempre estuvo al pendiente de la salud de su papá, y que ayer tenía el plan de ir a su casa para visitarlo.
El histrión de 86 años fue operado el lunes por la mañana para quitarle un tumor en la frente, y su cirugía duró aproximadamente tres horas. (Arturo Perea/Agencia Reforma)