La Secretaría de Seguridad Pública del Estado informó que el operativo de Viernes Santo concluyó con saldo blanco. No se registraron incidentes relevantes en vía crucis vivientes que se llevaron a cabo en cabeceras municipales. Tampoco hubo novedad en los diferentes centros turísticos.
Los sitios de mayor afluencia fueron Real de Asientos, San José de Gracia y Cosío, donde se registró la asistencia de más de diez mil personas. En la presa Abelardo L. Rodríguez se contabilizó un aproximado de 200 vehículos y 1500 personas.
Desde muy tempana hora, policías estatales y del Mando Único establecieron puntos de vigilancia e información para prevenir incidentes, proteger los vehículos de los visitantes y dar orientación a los viajeros.
En el municipio de San José de Gracia terminó sin novedad el tradicional vía crucis viviente con una afluencia de mil 500 personas, mientras que en el balneario Valladolid se registró la asistencia de siete mil 790 personas y mil 700 vehículos.
De igual forma intensificaron los recorridos en las inmediaciones de presas y bordos. También como parte de este operativo, en las últimas horas se ha realizado la revisión a 259 vehículos.
Y como estaba programado, en las carreteras que cruzan la entidad se establecieron puestos de vigilancia coordinados con el Mando Único, el Ejército Mexicano y la Policía Federal Preventiva.