Unos distribuidores de droga que operaban en el fraccionamiento Cerro Alto, fueron capturados tras un despliegue por parte de policías preventivos municipales de Aguascalientes. A los sospechosos les fue asegurada una bolsa que contenía importante cantidad de metanfetamina.
Quienes ya se encuentran en el edificio de la Dirección de Atención Especializada, a disposición del agente del Ministerio Público y sujetos a investigación por parte de agentes de la FGE, son tres personas identificadas como David, de 40 años; Rafael Andrés, de 39 años e Irma, de 47 años.
Los tres sospechosos fueron capturados el pasado lunes aproximadamente a las 23:28 horas, en el fraccionamiento Cerro Alto.
Un reporte al teléfono 911, señalaba que en ese sector de la ciudad operaba un grupo de personas que se dedicaba a la distribución y venta de drogas, entre los viciosos de la zona.
Así mismo, se reportó que los sospechosos se desplazaban en un automóvil Ford Cougar, color blanco, con franjas negras en el cofre y la cajuela, con placas de circulación AGC-6002 de Aguascalientes.
Un grupo de policías preventivos implementó un operativo en la zona y el lunes por la noche, detectaron el automóvil sospechoso, por lo que varias patrullas lo interceptaron sobre la calle Cerro de la Ardilla y esquina con la calle Cerro de Altamira.
De inmediato fueron sometidos y esposados el conductor David y sus acompañantes Rafael Andrés e Irma.
Al registrar el interior del automóvil, localizaron una bolsa con droga sintética conocida como “cristal”, la cual estaba oculta en la portezuela del copiloto.

INCENDIAN “PICADERO”
Durante el transcurso de la madrugada del martes, un grupo de sujetos desconocidos que viajaban en un automóvil, incendiaron de manera intencional un departamento del Edificio 6 de la Unidad Habitacional “Lázaro Cárdenas”, que se ubica en la avenida Paseo de la Cruz.
Al lugar del siniestro llegaron policías preventivos y Bomberos Municipales, quienes tuvieron que derribar la puerta de acceso principal para poder ingresar
Luego de varios minutos de intensas labores, se logró sofocar el fuego.
Según comentaron los vecinos, dicho departamento era utilizado como “picadero” para la venta de drogas entre los viciosos de la zona.