Isabella González
Agencia Reforma

El equipo de baloncesto de niños triquis de Oaxaca ya no puede entrar a la cancha que fue construida para ellos.
El entrenador Sergio Zúñiga acusó a las autoridades municipales de Santa María del Tule y al comité de padres de familia de la escuela Vicente Guerrero de impedirles la entrada desde el 15 de julio.
“De plano quitaron el candado y pusieron otro para no dejarnos pasar. Ese día estaban los niños entrenando, los sacaron y les dijeron que no podían estar ahí”, denunció.
Zúñiga encabeza la Academia de Basquetbol Indígena que atiende a 30 niños de distintas comunidades oaxaqueñas y es el responsable del equipo que cobró fama porque ganó varios campeonatos mundiales jugando descalzos.
El entrenador dijo que la intención del Alcalde de Santa María del Tule, Rafael Luis Cabrera, y del comité de padres es que firme un reglamento para el uso de la cancha y que se comprometa a pagar cuotas, comprar balones, material deportivo y computadoras.
En marzo de 2015, los niños triquis obtuvieron del Gobierno federal una cancha techada en la que se invirtieron 4.5 millones de pesos.