Analine Cedillo 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La temporada de esquí en este destino de Colorado, en Estados Unidos, terminará el 17 de abril, sin embargo, su gastronomía es un placer que afortunadamente se puede disfrutar durante todo el año.
Aquí dos restaurantes que han conquistado el paladar de los habitantes de este pueblito, que presume más de 100 alternativas para almorzar, comer o cenar.

Clásico Prospect
La decoración de este restaurante, parte del histórico Hotel Jerome, es un claro ejemplo del lujo en la montaña que se experimenta en este destino: sus elegantes sillas de cuero armonizan con las paredes blancas y la iluminación cálida.
Los platillos propuestos por el chef ejecutivo Rob Zack están inspirados en ingredientes locales, entre ellos el cordero de Colorado; también incorpora muchos orgánicos y de temporada. El complemento perfecto de la cena está en el J-Bar, también del hotel: pide The Aspen Crud, el coctel que se hizo famoso durante la Prohibición, cuando el sitio fue una fuente de sodas.

Moderno Aspen Kitchen
Cuando el calor se apodere del destino, la terraza de este restaurante será uno de los sitios más deseados para cenar al aire libre gracias a sus vistas panorámicas hacia las cumbres y su sala de estar.
Inspirado en la cocina americana rústica y comandado por el chef Matthew O’Neill -quien recientemente trabajó como chef ejecutivo en The Ajax Tavern-, el comedor es una de las alternativas más nuevas y acogedoras del downtown.
Tartar de alce, huevos de pato, cochinillo asado y cortes de carne añejados por 30 o 55 días forman parte del menú. Para acompañar hay vino, cocteles y una selección de cervezas producidas en Colorado.