Francisco Esquivel 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 24-Ago .- El clavadista Rommel Pacheco reconoció que no se sintió satisfecho de su resultado final en los Juegos de Río 2016, pues aunque sabe que tuvo una buena competencia, no la pudo redondear con la presea.
“Definitivamente estoy un poco triste, me hubiera encantado llegar con la medalla, pues la posibilidad ahí estaba, pero al final no se pudo”, declaró a su arribo a México.
Pacheco declaró como un honor el hecho de volver a los juegos y anticipó que continuará exigiéndose en los clavados.
“Continúo en trabajos, todavía me siento bien, me encanta hacer clavados y mientras lo pueda hacer en un buen nivel, así seguiré”, argumentó.
Sobre los problemas extra deportivos que la delegación mexicana enfrentó, el clavadista expresó que son cosas que los atletas deben de soportar y dejar a un lado.
“Hay muchas cosas que el deportistas tiene que aguantar, pero cuando ya estás compitiendo todo eso se queda afuera.
“No hay justificación de nada, te tienes que adaptar a lo que hay”, concluyó.