KAZÁN, Rusia.- Cristiano Ronaldo se robó los reflectores; Héctor Moreno, los puntos.
La Selección Mexicana ya tiene a su “César”, el hombre que durante la semana fue anunciado como el nuevo fichaje de La Roma y quien ayer anotó en tiempo de compensación el 2-2 en el debut contra Portugal en la Copa Confederaciones.
El Tricolor vino de abajo dos veces, la primera de ellas al 42′ cuando Carlos Vela aprovechó una grosera pifia de Raphael Guerreiro y mandó un centro al hueco, justo al espacio para que Javier Hernández anotara de palomita y, en su festejo, honrara al “Chícharo” mayor al gritar hacia las cámaras un “te amo, papá”, en pleno Día del Padre.
La prueba de carácter para México, llegó al 91′ en la que Moreno rescató un muy valioso punto de cara al duelo del miércoles contra Nueva Zelanda. El fichaje de La Roma alza la mano; al César lo que es del César.