Mario Abner Colina
Agencia Reforma

MÉXICO, DF.- Roma, ni tan santa ni tan misericordiosa.
Ante el Jubileo de la Misericordia anunciado por el Papa Francisco, que iniciará el próximo 8 de diciembre y concluirá el 20 de noviembre de 2016, el gobierno de de la capital italiana planea cobrar mil euros de impuestos, por día, a los autobuses de viajeros que ingresen a El Vaticano.
El impuesto, actualmente, apenas es de 200 euros.
De acuerdo con la Asociación de Turismo Europeo, esa medida golpeará directamente el bolsillo de los turistas y peregrinos.
Usualmente, los autobuses cuentan con espacio para 40 pasajeros. Si éste estuviera lleno, a cada viajero le tocará un pago por día de 25 euros, en lugar de los cinco actuales.
A esa cantidad hay que sumar el impuesto de hospedaje por persona, por noche: 6 euros por hoteles de cuatro estrellas, 4 euros por tres estrellas, y 3 euros por una y dos estrellas.
A rezar
Quienes asistan al Jubileo probarán su fe pues, además de lidiar con el impuesto, se enfrentarán a una “Ciudad Eterna” saturada.
De acuerdo con cifras de la asociación, en 2014 90 mil autobuses de turistas deambularon por las calles de Roma. Y a pesar del incremento, se espera que esa cifra se duplique. Según la agencia italiana ANSA ha informado que se esperan 33 millones de turistas. Hace 15 años, durante el Jubileo del 2000, 25 millones de turistas llegaron a El Vaticano.
Además, tendrán que rezarle a sus ángeles guardianes para no ser víctimas de la inseguridad. Según el Centro de Investigación Social en un estudio titulado “Roma hacia el Jubileo”, desde 2010 los asaltos en la calle se han disparado un 75 por ciento; los robos en comercios un 29.5 por ciento, y los robos de autos un 20.6 por ciento.
Y la limpieza es otro de los temas preocupantes. Hay personas, como Alessandro Gassman, que han impulsado en redes sociales que los propios romanos recojan la basura de su ciudad ante la incapacidad del gobierno al respecto.
El objetivo de este Jubileo es mostrar a una Iglesia con los brazos abiertos y enseñar el perdón y la misericordia de Dios, ejes principales del pontificado de Francisco.
www.iubilaeummisericordiae.va