Con el nombre de Rodolfo Mateo fue bautizado el bebé de la familia Romo Martínez, misma que acudió a la Casa de Dios para manifestar su gratitud.
La Parroquia Nuestra Señora de los Bosques fue el recinto sagrado donde se llevó a cabo el bautizo de Rodolfo, quien contó con la presencia de sus papás: Fernando Romo Yáñez y Gabriela Martínez Moreno.
Asimismo, estuvo acompañado de sus padrinos: Horacio Acosta López y Cecilia Martínez Moreno, quienes se mostraron orgullosos de apadrinar a su nuevo ahijado, compartiendo con sus compadres, la alegría de presenciar tan emotivo acontecimiento.
Momentos antes de que el ministro de la Iglesia ungiera con los aceites bautismales al bebé, dirigió reflexivo mensaje, mediante el cual explicó el significado de los sacramentos, además de citar el hermoso pasaje bíblico donde Jesús es bautizado en el Río Jordán.
Posteriormente, bañó con el agua bendita al pequeño Rodolfo, quien de esta manera se convirtió en un nuevo hijo de Dios.
Finalmente, la familia Romo Martínez reiteró su agradecimiento al Creador por permitirle ser testigo de este sacramento con el cual Rodolfo ha ingresado a la vida católica.

Compartir
Artículo anteriorCelebra su juventud
Artículo siguienteGrato momento