Un día inolvidable Rocío López Santiago y Gregorio Robles Cervantes, fue el día en que dieron un paso importante en la conformación de su propia familia.
La emotiva ceremonia eucarística fue enmarcada por la hermosa Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, recinto que los albergó en compañía de Gregorio Robles Arellano, padres del novio, al igual que José Luis López Molina y María Guadalupe Santiago Uribe.
Rocío y Gregorio, intercambiaron argollas mientras pronunciaban sus votos matrimoniales con gran convencimiento, instante que fue atestiguado por sus padrinos de velación Ana Sheyla Vázquez y Nelson Gómez.
Luego del momento central de la ceremonia, sus manos fueron bendecidas en el nombre de la santísima trinidad, quedando consagrados hasta el fin de sus días, como marido y mujer.
Más tarde, el salón Punta el Picacho se vistió de luces para recibir a los recién casados, espacio que permaneció por varias horas en un ambiente romántico, que la feliz pareja disfrutó enormemente, rodeados de sus seres queridos, a quienes agradecieron fielmente el acompañamiento en este día tan importante.